martes, 15 de abril de 2014

Escribo tu nombre...

Publicado en el diario de la Bahía de Cádiz

Audio en radio Educom


Sur mes cahiers d’écolier
Sur mon pupitre et les arbres
Sur le sable sur la neige
J’écris ton nom

Paul Eluard





Querida amiga:

Espero que a la llegada de la presente estés bien, yo bien G.a D..

Hoy, como cada año, recuerdo que, como dejó dicho Don Antonio en Segovia, tal día como hoy, llegaste con las últimas flores de los almendros y los primeros brotes en las ramas de los chopos; pero aquí, en el sur, que siempre vamos un poco más adelantados- al menos en esto de la estaciones- , nos llegas con las calles oliendo a azahar, y más al sur, cuando la sal marinera se funde con la explosión de colores de flores, arbustos y árboles del Parque Genovés.

No quiero recordarte en la traición, ni la de ayer, ni las más recientes, hoy no. No quiero que mi memoria vuelva a recordar a esas miles de personas que todavía, tanto tiempo después, siguen en fosas comunes y en carreteras, nunca han salido de ella, pero hoy no; me niego a circunscribirte sólo a la memoria, porque fundamentalmente eres futuro.

Hoy, cuando te escribo, cuando escribo tu nombre, pienso en ti cuando te veo en la calle junto a las personas, que en forma de mareas, pasean los colores de los derechos sociales de los que, día a día, intentan despojar, están despojandonos; porque tu, ante todo, eres social.

No se, pero este día, estoy convencido de que aquellas maestras que en muy poco tiempo fueron capaces de empezar a abrir las escuelas a las nuevas generaciones de españoles, hoy llevarían una camiseta verde con la inscripción "escuela pública".

Veo esos funerales de estado, siento la falta de respeto por las creencias religiosas de cada uno, y como se esfuerzan en llevar a la altura de ley sus propias creencias contra la libertad de la mujer, leo a esos alcaldes y alcaldesas que dicen que te llevan en su corazón, pero que no dudan en nombrar alcaldes perpetuos a vírgenes y santos, y escribo tu nombre y me sale el adjetivo laica.

Contabilidades B, expedientes de regulación, puertas giratorias, viajes en primera para ir y venir de Europa, empleos, sueldos de por vida, gente que se aburre en consejos de administración, pero siguen cobrando por ser ex presidentes, corinas y elefantes,...sistemas en los que el poder se transmite por absurdos y arcaicos esquemas de castas, familias, de padres a hijos, nietos,... te miro y reconozco la ética como un valor en si.

Querida amiga, quizás no te lo creas, pero no hace mucho, alguien quien decía que tu eras su inspiración, acto seguido me aseguraba que hoy tampoco tocaba, que ahora tampoco te llevaba en su agenda...y como me conoces ya, mi imaginación voló....

Vi entrar en un club abarrotado de personas en la ciudad de Casablanca a Ingrid Bergman , mientras el bueno de Sam tocaba el piano, ella se aproxima, se saludan y le dice aquello de, "tócala Sam, tócala otra vez, tócala una tercera vez" , y escucho unos acordes del Himno de Riego....mientras tanto, escribo tu nombre en mayúsculas, REPÚBLICA .







2 comentarios:

Paco Lainez dijo...

Iremos poco a poco, pero hoy falta un día menos para que llegue el día.

Saludos desde El Bierzo

Fermin dijo...

Un abrazo desde Cádiz