viernes, 25 de noviembre de 2016

Desapercibidos, grises


 



Desde mucho antes de que empiece la dilatación, en el proceso del parto, ya está diseñado uno de los objetivos que nos imponen, pasar lo más desapercibido posible en la vida, que no se note, o que se note lo menos posible que estamos, que somos. Más tarde,  la escuela será la encargada de afianzar y fijar este vivir dejando la mínima huella. Como si de una tragedia grieta se tratara, el futuro será lo que debe ser, y no podemos intervenir en el mismo, solo somos sujetos pasivos a los que la historia llevará de aquí para allá, sin rumbo, al menos sin rumbo manifiesto.

Este podría ser el esquema del relato, y para este relato, nada mejor que lo que se puede denominar actitud light, descafeinada ante lo que nos rodea, ya sea lo más inmediato como lo más lejano. Se plantea cualquier situación con un mensaje: 'la virtud está en la equidistancia". 

Ayer fue el aniversario de la muerte del dictador golpista, de Franco, misas, brazos en alto...y una perversión, "superamos una división entre los españoles, y se apostó por por ni vencedores ni vencidos",  de un plumazo se escribe esta versión de nuestra historia, y equipara en esa equidistancia a torturados y torturadores, a asesinos y asesinados; ante nuestra historia guardamos un perfil de "baja intensidad", pueden incluso convencernos que es lo mejor, olvidar, enterrar en lo más profundo esta historia, nuestra historia, nuestra vida y nuestras muertes. Es en ese momento cuando, lejos de cerrar, las heridas supuran putrefacción, no importa, somos equidistantes. Todavía en estas fechas me acuerdo de la fachada del Casino Gaditano, el yugo y las flechas fachas en su fachada; ayer una esquela en el Diario nos recordaba que era veinte de noviembre, a un tal Franco y a un tal Rivera.

Cada poco tiempo una mujer se incorpora a la lista de asesinadas. Un minuto de silencio en las puertas de su ayuntamiento, todos juntos unidos por una cara de tristeza y aparente indignación, mientras mas de uno mira de reojo el minutero del reloj que marcará el final del acto. Alguno siente que ha superado su machismo porque "ayuda", cuando tiene tiempo, a su mujer en casa, todos saben que desde el mismo momento en el que acabe este minuto de silencio, comienza a contar el tiempo, poco, que nos llevará hasta el próximo minuto de silencio de nuevo. Algunos equidistantes no hablan de violencia machista, otros sin hablar, incluso "entienden" a estos asesinos, para la mayoría simplemente son anécdotas y miran a otra parte.

Como decía al principio, para esto nacemos, para esto nos educan, seamos grises, pensemos en gris, es aburrido, pero pasamos desapercibidos, casi no existimos, es lo que quieren, no les demos motivos.

sábado, 19 de noviembre de 2016

Ya tengo un cuñao en America

 


No quito ni una coma a la alarma creada por la elección de Donald Trump, ni una coma, pero cuando en unas elecciones, mas o menos democráticas, pasan estas cosas me pregunto que hemos hecho mal para que pasen. Habrá personas que asimilen a todos los ciudadanos norteamericanos con el nuevo presidente, con sus ideas, con sus prácticas .

Habrá quien al pasear por Nueva York la identifique con la torre del ¨zanahoria¨, pero Nueva York no es Trump, es mucho mas, es Audrey Hepburn desayunado en el escaparate de Tiffany´s, es Woody Allen comiéndose el coco con su Manhattan, es también el ¨Oh capitán, mi capitán¨ de Walt Whitman, incluso en cierta forma, es García Lorca escribiendo¨ Por el East River y el Bronx- los muchachos cantaban enseñando sus cinturas,- con la rueda, el aceite y el martillo.¨

Alguien puede asimilar a gente encapuchada, a cruces ardiendo, al Ku Klus Klan con la imagen de la ciudadanía de Estados Unidos, yo prefiero recordar a Robert Hale, a Oliver Law, a Steve Nelson y a los mas de ciento cincuenta norteamericanos de la Brigada Lincoln, que dejaron sus vida y sus sueños en Brunete, en Belchite, en el Jarama, en España durante la Guerra Civil.

Seguro que hay  quien entienda que el prototipo de mujer estadounidense la define Playboy y sus conejitas, o las vigilantes de la playa, pero Angela Davis, Janis Joplin, Joan Baez, Susan Sarandon, Jodie Foster, Susan Sontag,...son norteamericanas.

Los circos electorales de convenciones de plástico, serpentinas, papelillos y luces, aunque no son exclusivas de Norteamérica, son norteamericanas, tan norteamericanas como la gente que sale a la calle en Nueva York, en Chicago, en Atlanta, en Seatlle, en Boston.... Se escucha desde el minuto cero ¨It is not my president¨; en algunas en un perfecto castellano, tambien se grita ¨Si se Puede¨, y me reconcilio con la esperanza.

Mientras en el suelo patrio, los Rivera, las Esperanzas Aguirre, las Susanas Diaz, se esfuerzan en comparar a Trump con Podemos, en algo a lo que nos están acostumbrando, los argumentarios políticos compartidos de los que tienen miedo, sin ningún rubor, sin despeinarse. 

Pero de verdad lo que están diciendo, cantando y bailando en alguna azotea de algún edificio,- aunque están en verdad es algún plató de televisión-, con coreografía y música de West side story, aunque no son ni Tony, ni Maria, ni Bernardo, ni Anita, ni Riff...¨Ya tengo un cuñao en America¨ en honor al que no deja de ser un producto de ellos mismos.





domingo, 13 de noviembre de 2016

Cobras



 


Parece que en Cádiz se quiere competir con Bisbal, Chenoa y la cobra del primero, pero para cobra la que le han hecho entre Mariano Rajoy y el ¨sito¨ Arenas a Teofila, y no será porque ella no se haya promocionado entre los ministrables; que si Rajoy, según la contabilidad de Barcenas, recibió sobresueldos, ella, según la misma contabilidad, recibió los famosos treinta mil, que si Zoido es del Gran Poder, ella se pone el tipo de ´pastorcilla´en el Rocío, que si Mariano hace el ridiculo 2.0, de ella es la frase de ¨tanto twinter, tanto twinter y luego piden dinero para comer¨... Una lástima, se queda una vez más, sentadita en el banco de la estación como la mismísima Penélope, y los años pasan, y el arroz también se pasa, incluso el político. 

Hablando de ministros, que Zoido, meapilas confeso, viaja por la jeta en el  Elcano , glup glup glup,...se informa que Ramon Espinar...., que la empresa familiar de una  ministra tiene deuda con el estado, glup glup glup ....hasta veinte mil euros ganó un tal Ramon......, que si preparan nuevos recortes bajo amenaza de nuevas elecciones, glup glup glup Ramon Espinar..., que si denuncia que el grupo Prisa participó de forma activa en el golpe contra el PSOE, - aquí entra el experto Ansón en golpes- ...cuidado cuidado que tenemos informe de inteligencia contra Pablo Iglesias que puede ver la luz. Y todo así, muy transparente, muy de aquí.

Hablan de mas de doscientos muertos en las costas de Libia, hablan de que el juez ha elevado a juicio publico una parte del robo de los ERES en la que están incluidos Griñán, Chaves, Magdalena Alvarez......, pero no se preocupen, aquí estamos intentando distinguir entre vivienda de protección oficial, vivienda para jóvenes...., porque Ramon Espinar.......vamos, de risa.

Risas, lo que se dicen risas, son las que se producen en las redes sociales, cada vez que el renovado PSOE-A, - y no me refiero con la ¨A¨ a Andalucía, no, me refiero a ¨abstencionista¨ - pone cara de malote para criticar al PP, a Mariano Rajoy..por la designación de ministros, como si ellos se esperaran otra cosa, y es que hacer pedagogía, o desarrollar un nuevo relato, es lo que tiene cuando han perdido cualquier credibilidad. Ves al Fernandez o al Mario Jimenez con ¨la firmeza¨ con la que se oponen al gobierno que ellos  han  proporcionado, y a las redes sociales les pasa lo que a mi, pasan del asco y de la indignación a la risa, o al menos a la sonrisa que produce cuando ves a alguien hacer el ridículo sin despeinarse. Da la impresión que aunque intentara Mario Jimenez hacerle la cobra, pongamos a  Zoido, este lo tiene agarrado por la nuca y le va a meter la lengua hasta el antro pilórico





viernes, 21 de octubre de 2016

Nobel y cuñaos

 


Cada año asisto al ciclo de los premios, los Nobel, los Príncipes de Asturias, luego hay otros que me pasan más desapercibidos, ya sea por la cuantía de los premios, ya sea por su repercusión mediática, o por ambas causas a la vez.

Normalmente son socialmente aceptados, no son discutidos; aparecen en la prensa, los escuchamos en noticiarios, yo los busco en mis archivos mentales si recuerdo a alguno de esos nombres, lo normal es que a esta operación le dedique apenas unos segundos, ya que lo más frecuente es que ni me suenen. Con los méritos de los galardonados me ocurre algo parecido.

Luego están los premios mas políticos o a políticos, que pese a la polémica que puedan provocar, los termino aceptando por su propia definición de ¨ premios politicos¨. Un ejemplo, el premio de la Paz al Obama.

Pero este año han aparecido de golpe un ejercito de "cuñaos"  opinadores del premio Nobel de literatura a Bob Dylan. Que si es un paleto, que si eso no es poesía, que ya puestos, son mucho mejor Quintero, Leon o Quiroga, incluso algún "cuñao", eso si local, ha llegado a calificar de rojos y masones al jurado ya que a Pemán nunca le dieron el Nobel, con sus poemas recios, con sus guiones cinematográficos y series de caspa y catetas, y se lo dan a ese americano que ni conocía la Caleta....

Quien, entre los "cuñaos" ha dudado ni un momento la justicia o no del premio otorgado a Oliver Hart y a Bengt Homstrom este año por sus aportaciones a la ¨Teoria de los Contratos¨?. Quien conoce a David Thouless, a Duncan Haldame o a Michael Kpsterlitz? Quien sabe lo que es la materia en el mundo cuántico? Quien discute su aportación a la revelación de ¨los secretos exóticos de la materia¨? No se esfuercen mucho, ninguno.

En verdad, cuando escuché el nombre del premiado este año me quedé un poco desconcertado, dando vueltas al tema, y por comparar, leí alguna parte de Canto General de Pablo Neruda y la letra de "los tiempos están cambiando", pensé para mis adentros de que los dos transcendieron a su propia historia, los dos describieron una época, una forma de entender lo que les rodeaba. De cualquier forma, la duda seguía.

Pero una vez leídos a los "cuñaos", sus razones y argumentos, me aclararon mi opinión sobre el premio Nobel de Literatura, y también en plan cuñao opino y digo, ! Gloria y honor a Bob Dylan!. 



domingo, 2 de octubre de 2016

Militantes líricos, casi poetas

Hay votantes, simpatizantes, adyacentes, militantes y luego ya los militantes líricos y poetas 

 

domingo, 25 de septiembre de 2016

Sapos y culebras

 


'Ir a por uvas y salir trasquilado', refrán que precede en orden de concreción al otro de 'estar a por uvas'. 'Comerse un sapo', aunque está en el mismo grado de importancia que 'a la sopa boba', por su naturaleza digestiva pertenece a una escala mayor de concreción, el primero obedece más a,  digamos así, sentencias concretas, siendo la segunda una afirmación mucho más abstracta, no tanto porque la sopa sea boba, ni siquiera hay una sopa que lleve esta denominación; la hay castellana, de menudillos, de puchero, de verduras y hasta Juliana, pero boba no, o al menos no me consta.

Ir a por uvas y salir trasquilado es lo que le ha pasado al P.P. de Cádiz y a sus acólitos gacetilleros, cuando tenéis todo preparado, !zas¡ , una guantá a mano abierta con lo del agua de Loreto, y no sólo desestiman la denuncia, sino su señoría se larga opinando en su razonamiento, no deja 'títere sin cabeza -,se queda Teofila y séquito sin canutos,- me refiero a micrófonos en argot-, y los espacios reservados en primera plana con la declaración que llevaba preparada en blanco. Todo por aquello de 'agua que no has de beber, déjala correr'.....

Más tarde aparecen los sapos, una cadencia poco explicada de los populares hacia los anfibios, ya sean sapos, ya sean ranas, debe ser por lo de las transformaciones y transfiguraciones adaptativas al medio, es más, si en algún momento nos diera en este país por llevar el mundo animal a la categoría de logo de partidos como en USA, el sapo o rana ocuparía el sitio de las gaviotas con fondo azulón en sus estandartes y papeletas electorales.

Sapo, lo que se dice sapo, no sé si se los comerá, ahora bien de su gestión si debería responder ante la justicia, si es que se confirma una gestión delictiva. Hasta ahora se ha tenido que comer sus amistades y fotografias, recuerdo aquella en los toros con Ana Mató, la otra con Rato, su mentor, aquella con Rita Barbera celebrando victorias de otros tiempos, cuando nos las vendían como la Casta y la Susana de la derecha nacional, o sea que al menos renacuajos ya se los comió sin rechistar.

Pero me da la impresión que los auténticos sapos están por venir, con gimoteo o con llantina, da lo mismo; ¿que pasará cuando Manuel Rodríguez de Castro comparezca ante un juez para entrar en prisión? Si no desaparece, así en plan Paesa, con esquela mortuoria y todo; posiblemente entonces tendrá que tragarse 'sapos y culebras'. -Por cierto alguien en algunos de los múltiples juicios que se avecinan puede pedir explicaciones de un apunte contable de treinta mil euros. Veremos qué pasa   

jueves, 15 de septiembre de 2016

Del rosa al amarillo, al azul y...del castaño oscuro



 

Sacar fotografías a los cubos de la basura antes de su recogida, utilizar la imagen contra el ayuntamiento, ¡así está el Cádiz del Kichi ! , exclamaba algún gacetillero venido a menos. 

Estamos en la ciudad en la que parece que todo vale, incluso el  amarillismo  más soez. Basura, mierda por los suelos en Cádiz hay, pero ese amarillo que salió del rosa, no dice que la los desperdicios los tiran gaditanos y gaditanas, que los perros tienen dueños,  que con toda probabilidad son gaditanos, y que hasta pueden ser tus vecinos, o los míos,......La limpieza de la ciudad, claro que el ayuntamiento tiene responsabilidades al respecto, y  tú, tú y tú también; pero hemos pasado del rosa al amarillo.

A mí las procesiones y demás festejos religiosos la verdad que los sobrellevo más o menos, a pesar de esas bandas llenas de tambores, trompetas y clarines que hacen vibrar mis ventanas,  a las cáscaras de pipas y restos de bocadillo que van sembrando a su paso. Pese a que estamos a punto de batir el récord de procesiones este verano, pese que curiosamente, en los últimos meses, coinciden por 'gracia divina' con eventos civiles, repito, no me molestan, al menos relativamente. 

Pero la utilización de banderolas y pancartas con los colores de la bandera, cuando menos, me parece abusivo, cuando no provocador, y es que me da la impresión que en este caso se han pasado del amarillo al azul de nacional- catolicismo, y sí además coincide con la aparición pública de grupos fascistas y racistas en la ciudad, me teletransporta siglos atrás, y no, esto no.

'Prietas las filas..' parece que se ha puesto de moda en la ciudad aquella canción. Miembros del PSOE jaleando a ex asesoras de Teofila, declaraciones de adhesiones de comités ejecutivos justo cuando se pide la aplicación de la ley mordaza en Cádiz, Teofila gimoteando en solidaridad con Fran González, - por cierto me he imaginado a la Pietà con la cara de la edil y al otro yacente entre sus brazos, mientras decía 'los políticos también somos personas humanas..', ya eres de los nuestros-

Y es que yo entiendo que quieran promocionar al chicuco, que le den un tricentenario para sacarle en la fotos, que le dejen presentar ciclos de cine, que salga en procesión codo a codo con la 'madona', yo todo eso lo entiendo, allá cada uno con su palo, pero que lo quieran promocionar aplicando la ley mordaza, puede que se estén pasando de castaño oscuro, a no ser que consideren que llevar escoltas da caché y notoriedad, aunque sea a costa de quemar en la hoguera a la gente. 

Luego están los silencios, tan cómplices como los apoyos por acusar de atentado a la autoridad por una frase más o menos afortunada, de la que inmediatamente se retractó y pidió disculpas. Menos mal que la ley mordaza no incluye la pena de muerte por mirar mal, no mirar o ignorar a 'la autoridad'.

jueves, 25 de agosto de 2016

Tricentenario

 
 

Todavía colean y resuenan las fastuosas celebraciones del bicentenario en este Cádiz trimilenario, cuando los estrategas en celebraciones y jolgorios preparan el tricentenario, y es que mira que nos gusta eso de celebrar, bueno sería más exacto hablar de formar comisiones para celebrar lo que haga falta.

Aún creo que no se ha hecho un balance riguroso del bicentenario, aún no hemos liquidado las deudas de los organismos que se crearon alrededor de una celebración a la que se cambio no sólo la denominación,- de la Pepa, se pasó a la constitución de 1812,  de campañas hasta cierto punto audaces y frescas, a una foto de una momia con el tipo de griega venida a menos a toda plana,  y a convocar a los liberales, se autoproclaman ellos mismos así, cuando sus raíces individuales y colectivas se hunden en lo más rancio y casposo de la ciudad, y fuera de ella-, sino su propia esencia para escarnio de historiadores.

Aún recuerdo a Mariano Rajoy fundamentando sus recortes de derechos, denominándolos 'reformas' en el espíritu de la constitución, y sin despeinarse,  ¡qué cosas,  nuestra señora del mayor dolor!.

Ahora toca el tricentenario. La Diputacion de Cádiz, estamento de dudosa utilidad, lidera la organización de la organización del evento. Evento, me refiero al tricentenario, tan lejano de Cádiz, casi lo mismo que la propia entidad. Pero bueno todo sea para rellenar 'curriculum' de gestor de algo más que de derrotas electorales, al fin y al cabo su presupuesto lo pagaremos directa o indirectamente entre todos, pero muy unidos y revueltos, pues más mejor.

Me da la impresión que con esto de las celebraciones puede pasar los mismo que con las burbujas, sean inmobiliarias, sean culturales, o curriculares, -que en todas partes hay burbujas-, y en un momento estallan en toda la cara, y compruebas que no se ha sacado ningún beneficio social para la gente, que solo entre cuatro mangantes se lo habrán comido, o que en el campo cultural, ni escribía, ni cantaba, ni na, que era un pufo más, un bluf.

Y dentro de unos años, unos estarán denunciando a otros por colocar a los amiguitos, por crear órganos que transcienden al propio tricentenario, se pedirán auditorías,...., y su eficacia y eficiencia, ¿eso que es? , pero al menos un par de añitos más seguirán mamando, que esto es Cádiz.

sábado, 20 de agosto de 2016

La gente imprescindible

 



El dramaturgo, poeta, y algunas cosas más, Berthold Friedrich Brecht, hacía referencia a la gente buena y a la imprescindible, a la gente que luchaba uno, dos, veinte días, y a los que mantiene viva siempre la llama de esa antorcha de la coherencia.

Me viene a la memoria las locas madres de la Plaza de Mayo, que cada semana, hiciera frío o calor, daban vueltas en esa noria de la decencia, pidiendo lo imposible,- que si se los llevaron vivos, vivos querían encontrarles-. Locas, las llamaron locas. Tuvieron días mediáticos, días con presencia de personalidades, pero también, días que estuvieron solas, con sus pañuelos, con su locura. Unas encontraron a sus hijos, otras a sus nietos, pero todas nos dieron una lección, la de la dignidad.

En Cádiz, como en otros sitios, ha habido gente que desde el momento uno del gobierno de los recortes, manifestó públicamente su desacuerdo, entre ellos los funcionarios, o trabajadores de la función pública, como quieran, y entre ellos los trabajadores de la Seguridad Social. 

Y cada viernes, porque son los viernes cuando el consejo de ministros decretaba sus recortes han manifestado su repulsa y la reivindicación de todo lo que les han quitado,- viernes negros los ha llamado-. Al principio estas 'celebraciones' fueron más o menos participadas, hicieron procesiones del santo recorte en Semana Santa, hicieron zambombas reivindicativas en Navidad, carreras de aviones de papel en aquellos días que la Teo nos contaminaba los cielos de la ciudad con las ' demostraciones aéreas', incluso alguna plumilla redactó manifiestos esos días.

Después de casi cinco años, ahí siguen con sus petos negros todos los viernes, luciendo cada día con más orgullo su firmeza. En verano son menos,  las vacaciones es lo que tiene, en otoño, en invierno, son más, pero a estas alturas el número dice poco. El viernes pasado aprovecharon para despedir a una de ellas que se jubilaba, que mejor despedida que en una concentración de los viernes negros, que lujo de despedida.

Y en cada una de estas personas, en cada uno de esos viernes negros, una sola idea: no a los recortes,- ni los económicos, ni los sociales, ni los de los derechos. 

A mí me recuerdan a esas locas de la Plaza de Mayo, cuando cada viernes veo la foto de la concentración de trabajadores de la Tesoreria de la Seguridad Social en la redes sociales, casi siempre les digo lo mismo, "gracias por ser testimonio de dignidad", y aunque ni sindicatos, ni partidos, han dado muestras de apoyo, no me olvido de aquella frase de Marcelino Camacho: "Ni nos domaron, ni nos doblaron ni nos van a domesticar". No estaría mal que el alcalde de Cádiz, sin prensa, sin fotógrafos, un viernes fuera a darles las gracias, porque estos vecinos, José María, si son imprescindibles.

lunes, 8 de agosto de 2016

Pese a algunos, Cádiz es Cádiz y mira al mar


 

Por mucho que nos empeñemos con grandes y concienzudas reflexiones, Cádiz es imposible que deje de mirar al mar, dirijas la vista allá donde quieras mirar, el mar está ahí. Cosa diferente es que del mar venga la riqueza a Cádiz,  en la medida que es necesario y deseable.

Nunca nadie se lo puso fácil a Cádiz, incluso para aprovechar su "fuente natural" de desarrollo, ni antes, desmantelando casi por completo su industria marítima, ni tan siquiera en la celebración del acontecimiento de este fin de semana, -la regata de los grandes veleros-. 

Empezaron desde la Junta cobrando un canon que nunca antes se había cobrado al Ayuntamiento, siguió el gobierno central anulando la participación del Juan Sebastián Elcano, empresas 'afines' que habían colaborado en ediciones anteriores, esta vez se hicieron los locos, incluso algún colegio religioso, que en años anteriores habían participado, en esta edición, 'no podían adaptarse'. Todo a punto para echar chorros de tinta azul sobre esta ciudad.

He visto fotos, cómo no, de venezolanos subiendo jamones a su barco, puro 'periodismo gráfico', he leído a alguna plumilla quejarse amargamente 'que las terrazas de San Juan de Dios parecían 'merenderos públicos', esas casetas que parecían 'ferias de pueblo' , -todo tan del populacho-, donde va a parar con las fiestas selectas de vestidos largos, pómulos de silicona y tapas del faro entre mechas de bote. Como leía el miércoles pasado, "algunas ya tienen redactado su editorial para después de la regata", y es que no se trata de regata, si no de Cádiz, que 'esta fatal'.

Lo que todavía no he leído, pero leeré, seguro, algo así como: los únicos que merecían la pena han sido los italianos, con sus uniformes de Armani, no como esos larguiruchos rubios de los rusos, con sus gorros que podían ser sombrillas, o esos bolivarianos o mejicanos tan chaparritos, tan renegrios....

Pero Cádiz es mucho Cádiz, y su gente no se amilana. Y contra todo deseo rancio, si, digo rancio, ha salido a vivir Cádiz y su mar, y su puerto. Ha cambiado las dobles páginas de los diarios con fotos de los 'guapos y guapas' luciendo moreno de rayos uva de urbanizaciones bien, por gente de la Barriada, del Mentidero, de la Plaza Mina y de Bahía Blanca ( menos) paseando, disfrutando, haciendo Cádiz. Ha cambiado las visitas VIP, de las que vienen a las Redes o Vistahermosa de vacaciones, por los madrileños, manchegos, sevillanos...- estos si que son personas muy importantes para Cádiz-, que año tras año nos visitan y alquilan su apartamento en la ciudad, formando ya parte de Cádiz misma. Hemos cambiado esos séquitos de concejales, ministros, amigos de ministros y amigas de concejales pasando por la entrada de "personalidades", por un alcalde  con su familia guardando cola para pasar el control de seguridad del recinto, como el resto de visitantes. 

Seguro que alguno ha puesto velas a la virgen de las aguas para que lloviese, tronara o algo peor estos días de grandes veleros, pero no, los gaditanos lo hemos sacado adelante, eso sí, casi solitos.

jueves, 28 de julio de 2016

Pokemon y James Bond

 





Me recordaba un amigo esta semana una frase de la película Casablanca, cuando uno de los personajes, buscando una excusa para hacer una redada en el café de Rick's, exclama ' qué escándalo, he descubierto que en este bar se juega', mientras se levantaba de la mesa de juego. Todo ello lo decía al observar que más de uno se rasgaba las vestiduras con los diez votos fantasmas en la constitución de la mesa del congreso, y los rasgados de vestiduras ante la salida del armario de los Ribera Boy's y nacionalistas, antes separatistas.

Mientras los protagonistas, de la sesión de investidura me refiero, con cara de primero de preescolar cantan a coro, ' pio pio que yo no he sido' una voz desde el fondo del patio de butacas grita : pues entonces habrá sido Pokemon.

Por cierto, que lo de Pokemon Go es todo un éxito de marketing, todo el mundo buscando pokemons por las ciudades para formar un gran ejército contra el mal. Una lástima que haya llegado tarde a Cádiz, los de Cádiz Conecta, que encargados, -no sé si por Teófila o por Jorge Moreno- de mantener a esta trimilenaria ciudad a la vanguardia de las nuevas tecnologías, hubieran desarrollado una APP local. Imagino en el Falla, en la Alameda , en los Callejones...buques enteros de turistas, gentes llegadas incluso de Río San Pedro, buscando a Pokemon-Blasillo, al pequeño Pokemon-Bruno, a la Pokelesa-Teo , eso sí, pagada con esa pedazo tarjeta de crédito.

Que mira que da para mucho una tarjeta de crédito, me da la impresión que aquí se dijo, 'si en Madrid hay tarjetas de esas de tecnología punta, y las utiliza Rato, aquí no vamos a enmendar la plana a los de la Capital, y si Rita se gasta el dinero en naranjas para populares, - muy y mucho populares-, nosotros aportamos el puntito tecnológico al desparrame y compramos bolis con micrófono, gafas con cámara.

No me puedo quitar la imagen de Romani con gabardina, sombrero modelo guerra fría, y esas gafas con cámara oculta, cruzando San Juan de Dios de incógnito un día de levantera, con una mano en el sombrero para que no acabe en el muelle,mientras coge con fuerza el boli-micrófono con la otra intentándo hacerse un selfi, - es lo que pasa cuando el libro de instrucciones viene en chino.

Y es que cuando estuvieron haciendo la película de James Bond 007, 'muere otro día' creó escuela, y alguno o alguna tuvieron envidia.

viernes, 8 de julio de 2016

Los tres cerditos

 





Podrían ser topillos o gorriones, podrían ser gamusinos y loripardos, pero no, son simplemente cerditos, cerditos anónimos, sin nombre ni apellidos, solo cerditos, guarrines, cochoncillos, marranillos......

Una mañana, como otra cualquiera, está a punto de despertar el día. El canto del gallo hace removerse a todo el mundo en su lecho,incluso a nuestros tres cerditos, porque son tres. Entran en la fase en la que los sueños de la noche se difuminan, en la que a ciencia cierta no se sabe qué  es sueño y qué  realidad, mientras la segunda se va imponiendo con mayor o menor  rapidez al primero.

El primer cerdito, o puerco, esta sudoroso, en su sueño o pesadilla el amo había limpiado la pocilga, había sustituido el barrizal por una piscina en la que el agua estaba siempre limpia, hasta un sistema de depuración había puesto. La comida era equilibrada y la cambiaba todos los días para conseguir una dieta mediterránea, la caseta donde dormía estaba como los chorros de oro, y él entró en pánico, empezó a sudar. Pero al ir despertando, mirar de reojo, vio su lodazal intacto, la comida de días anteriores, todo en su sitio, (él era de mucho guarro y muy guarro) , y se sintió feliz y contento.

El segundo cerdito era, como diría yo, entre Felipe González y Rato en un yate navegando. Su sueño fue terrible, veía un calendario el día antes de San Martín y escuchaba a los lejos el sonido metálico de cuchillos afilandose,  el olor a sarmientos quemados embriagaban todo. No era la primera vez que soñaba esto, es más, era un sueño recurrente, vamos de esos que si uno es norteamericano o argentino va derecho a piscoanalista. Y más que pánico, sintió mucho, pero mucho susto. Cuando al despertar, escucho a Pepa Bueno que no era su San Martín, aún sudoroso esbozó una mueca a modo de sonrisa, y siguió comiendo, sabiendo que no falta tanto para ese santo terror de todos los cerditos.

El tercer cerdito, siempre soñaba aventuras por el bosque y por los campos, le gustaba sentirse jabato, no como el capitán, no, que aunque era un cerdito muy instruido no era mucho de tebeos. Hoy había soñado que salía a corretear a campo abierto, persiguiendo mariposas, que comía flores y raíces de plantas que no estaban en peligro de extinción, él era un cerdito muy ecológico, y sobre todo que salía de esa especie de celda que era la cochinera. Al despertar se dio cuenta que solo era un sueño, que estaba entre los otros dos y le embargó cierta tristeza. Pero no tardó mucho en sonreír, se dio cuenta que la sombra que se colaba por una de las ventana, proyectaba en su lomo una especie de rayas, y solo con eso le volvió una sonrisa, se sentía una especie de rayón, y en ese momento recordó a Jhon Lennon cuando decía ¨Un sueño que sueñas solo es solo un sueño. Un sueño que sueñas con alguien es una realidad¨, y corrió a compartir con el resto de cerditos, cochoncillos, guarrillos su sueño, porque era un poco más un jabato.

domingo, 22 de mayo de 2016

Oficio de vivir, oficio de poeta




(Antes de nada, pedir disculpas a Cesare Pavese de quien he cogido prestado el título del artículo )

En verdad a mí siempre se me dio  bien la poesía, según me han contado, ya de muy pequeño, hacía el año de edad ya me hacía mis rimas y mis ritmos; también es verdad que yo hablar, lo que se dice hablar, lo hice tardíamente, empecé a decir palabras más o menos completas con casi cuatro años, hasta entonces mi universo se circunscribía al fonema ¨a¨, todo para mí era ¨a¨, de este modo construía ya las rimas asonantes y consonantes, bueno consonantes pocas, y como lo que sí tenía era mucho ritmo, con rima y ritmo me salían los poemas, así, de forma natural. Por ejemplo, para decir, ¨quiero pan y después leche condensada¨, yo decía ¨ a, a, a, a¨, acompañando la frase con un meneillo de todo el cuerpo desde la manta en el suelo donde me sentaban, y ya está, la poesía en estado puro.

Ya después,  entre que me hacían aprender de memoria poemas y canciones, y que, como se preguntaba Mari Trini, ¨¿quien con quince años no ha escrito un poema?¨, yo también escribí al amor y al desamor, más a lo segundo que a lo primero, creo que fui un adolescente que creció entre versos alejandrinos y ¨Margarita, esta linda la mar y el viento..¨

Estuve tentado más tarde en autoeditarme un libro de poemas, o poemario, como quieran llamarlo, pero no me salía más allá de un libreto de las ilegales, pero con mucho menos calidad y gracia. Yo lo intenté, lo confieso, el hacer de la poesía mi oficio, mi forma de vivir.., pero al final solo alguna colaboración en recitales colectivos...

El poeta Joan Margarit, durante la Feria del libro de Cádiz, en un momento determinado dirige la mirada a su libro que está encima de la mesa. Habla de lo que fue de la democratización de la cultura a partir de los años 70. Que fue  estupenda y algo muy importante para que todo el mundo tuviera acceso al cine, a la pintura, a los libros, en definitiva al arte. También  a la poesía, pero  sentencia,  que eso no significa que todo el mundo pueda ser poeta, que hace falta algo más que una técnica, es decir hace falta la inspiración, y eso no se aprende, se vive. Algo me suponía yo, pero.....

martes, 17 de mayo de 2016

Mi tía Charito


 


La tía Charito está que se sale. Esta semana está empeñada en sacar la mantilla y los tacones de los días grandes, porque, como lleva diciendo desde el martes pasado ¨esto es muy grande ¨. Si no fuera por la semana de agua que llevamos, y porque es poco glamouroso salir a la calle con mantilla y con paraguas, ya habría salido a celebrar el acuerdo de la izquierda por todo lo alto, otra cosa no será, pero ella estilosa  más que ninguna.

Lleva toda semana diciendo que ya era hora, que ¨mi chico ¨, así llama a Alberto Garzón, y Pablo Iglesias se tomarán un botellín de cerveza, que es lo mismo que la firma protocolaria que hicieron en el congreso el maniquí y el Rivera, pero más de los nuestros, y en la calle, que es donde están los problemas y la gente, me aclara durante la llamada telefónica diaria a primera hora de la mañana.

Mi tía Charito también lloró  de alegría cuando vio el abrazo de Sol, eran tantas las ganas que tenía de ver algo parecido, que se pasó toda la tarde llorando, y aunque como ¨su chico¨, así llama a Alberto Garzón, de guapo, de bien hablado, de listo... Ahora  Pablo Iglesias Jr, que así le llama, le parece mucho mejor que antes, quizás por su punto ¨canalla¨ de chico de barrio, y me dice que si hubiera tenido dos hijas, ¨no me hubiera importando tener a estos dos como yernos ¨, pero como no tuvo hijas, ni hijos, ¨me tendré que conformar con votarles ¨, me aclara.

Desde que se quedó viuda, Charito entró a formar parte de eso que se llama redes sociales, y por ahí anda dando caña y proclamando su alegría a los cuatro vientos,  su apoyo a la esperanza. Pero tú has visto, están atacados del coño, están nerviosos, están que no paran..., nos espera unas semanas de traca, bueno y cuando ganemos, que vamos a ganar, ya ni te cuento...

Hoy me ha contado que piensa participar en la campaña electoral, que ya se ha comprado un paquete de folios y dos rotuladores, y que mientras ve Canal Sur, ella es mucho de la copla, va a escribir mensajes electorales para meterlos en los buzones de sus vecinos, uno por día, uno por vecino. Me confiesa que el logo de Podemos ya lo tiene dominado y que ahora está con el de Izquierda Unida, el de Equo no tiene secretos para ella.

La tía Charito ya tiene claro su vestimenta para acudir el día veintiséis de Junio a la urna, como no va a llover, ¨me planto la mantilla y los tacones negros como en  las fiestas grandes, que ese día esto va a ser una fiesta ¨. 

jueves, 12 de mayo de 2016

El optimismo natural

 





Andamos todos muy preocupados con esto de la clase media, y por supuesto no me estoy refiriendo a los habitantes de las "tierras medias"  del,señor de los anillos, me refiero a esa clase media que se han sacado de la manga algún sociólogo avispado, y que según un estudio publicado recientemente, de la que  la pertinaz crisis ha expulsado a miles de personas.

No me voy a referir a las definiciones que don Carlos Marx hacía de la división de clases, y su posición en la propiedad de los medios de producción, sobretodo por qué no faltaría quien me tachara de demodé, pero no llegó a encontrar el razonamiento para clasificarla como ¨media¨, mucho menos si hago caso a los Alberts and Cía. que últimamente les escucho hablar de una ¨clase media trabajadora¨ ,! ahi es ná!, que es lo mismo que decir, pese a levantarse a las seis de la mañana cada día, usted es formidable.

Si no aplicamos las definiciones marxista por antiguas, si no aplicamos las teorías, que ni ellos saben, de los Alberts, solo me queda para saber si yo pertenezco a esa clase media, las rentas. Tendría que sacar el punto medio entre el que mayor rentas tiene y el que menos, y ver cómo me sitúo yo respecto a este. Por ejemplo Ortega gana setenta y cinco millones en un mes, el salario mínimo es de seiscientos cincuenta euros al mes, así que como mis rentas no llegan a los treinta millones, la mitad de Ortega, yo no soy clase media, y me temo que vosotros tampoco. Pero seamos optimistas.

El otro día me contaba una empleada de banca, que sigue a pies juntillas eso de crear lazos de empatía con el cliente, que forma parte de todos los cursos para empleados. A una persona que anduvo llegándose al banco cada día durante una semana, para preguntar si le había llegado la prestación por desempleo de cuatrocientos euros, y no, la transferencia no llegaba. Cuando al séptimo, ella le comenta ¨ es que está la cosa fatal ¨, después que el contara que lleva cinco años en paro, como respuesta escucha:  "pero parece que esta mejorando",  mientras recogía sus últimos cuatrocientos euros, la prestación se agota. Pero seamos optimistas.

Tan optimistas como haga falta, hasta convencernos que somos parte de esas clases medias, tan ansiadas en las bolsas electorales de casi todos, o cuando tramitemos nuestras prestaciones en las oficinas del SAE, y sobre todo,  cuando dentro de poco recibamos esos programas electorales.







martes, 10 de mayo de 2016

El sargento Retortillo

 





No es la primera vez que me ocurre al pasar cerca del portón del edificio rehabilitado, las mismas ventanas, la misma fachada, las mismas garitas que escoltan la gran puerta de madera, que también es la misma. Sobre esta, aún se distingue la leyenda grabada sobre la piedra,como el efecto del sol deja las marcas de la ropa sobre la piel, un cierto escalofrío me recorre la espalda.

Como pasa con todos los recuerdos infantiles, el tiempo cambia la perspectiva, incluso el tamaño de las cosas. Allí donde la memoria te trae un largo y ancho pasillo oscuro, hoy solo reconozco apenas unos pocos metros que llevan desde la calle al interior del edificio, en los que no llegan a producirse sombras, al colarse el sol desde la puerta y desde el patio al mismo tiempo.

Y cada vez que me acerco al portón, escucho al sargento Retortillo, que lo mismo sirve de filtro a las visitas, las identifica convenientemente y las deriva a la dependencia oportuna, que impone silencio a la chiquillería al salir o volver del colegio. Siempre me ha parecido que hubiera sido más eficaz, en vez de la enfermera que desde las paredes de hospitales y ambulatorios recuerda que estamos en un centro de salud y que no podemos gritar, que el sargento Retortillo lo haría mejor, tan marcial, coronado por el tricornio, y aprovechando su estrabismo para controlar un amplio campo visual sin cambiar la mirada.

Retortillo, Florencio Retortillo, el sargento Retortillo, siempre estaba en el pasillo de entrada a la casa cuartel, estuviera o no de servicio, incluso cuando estuvo una larga temporada con la cadera rota, allí estaba, imponiendo el silencio en "su territorio" controlando las almas que entran y salen del edificio, creo que controlando las alegrías y sus manifestaciones.

Analfabeto funcional, no logró nunca leer más de una página de un libro completa, y no porque no lo intentara con José María Pemán, a quien siempre profesó admiración y respeto, pero no, leía y releía siempre la misma página sin enterarse de la retórica, ni siquiera de lo que decía. Pero su participación activa durante la no guerra en la ciudad, y sus visitas al muelle cuando volvían los pescadores le convirtió en sargento, cosas del cuerpo.

Seguro que son recuerdos desfigurados de la niñez, seguro que la imagen que tengo de él no hace justicia, seguro que el sargento Retortillo tenía otros valores, pero son mis recuerdos, y con ellos he crecido, he envejecido. El ambiente asfixiante, el silencio impuesto, las puertas cerradas...siempre me recuerdan la voz de barítono del sargento Retortillo.





viernes, 6 de mayo de 2016

La que se avecina


 


Fue Amparo Rubiales, - ex miembro del PC, ex concejala del Ayuntamiento de Sevilla, ex vicepresidenta del la Diputación de Sevilla, ex parlamentaria andaluza, ex senadora, ex diputada y vicepresidenta del Parlamento de España, ex presidenta del Partido Socialista en Andalucía.....…-la prócer, que en al calor de la última campaña electoral de las autonómicas andaluzas, llamaba deshechos a un grupo de socialistas gaditanos que públicamente apoyaron a Teresa Rodríguez. Salvo honrosas excepciones, y en el mejor de los casos, fueron recibidas estas palabras con un silencio de complacencia desde su partido, ni una disculpa, ni una rectificación.

La semana pasada en Consejero de Justicia de la Junta de Andalucía llamaba, durante una intervención pública, enfermos a los votantes de Podemos, y de nuevo el silencio oficial.  Al día siguiente, este   sí, este  pedía disculpas, ´que El no pensaba eso, que El no quería decir eso..´, pero en alguien con responsabilidades políticas, si la responsable de su nombramiento no le cesa inmediatamente por esta barbaridad, y sigue sacándose fotos con imputados por extorsión y mafiosos, o sigue sacando pecho por gobernar la región con más paro de Europa, no sólo mira para otro lado, sino que asiente y muestra su acuerdo con estas palabras.

Se nota que vamos a una nueva cita electoral, se nota que ante el anuncio de una posible candidatura a nivel nacional de fuerzas y movimientos de la izquierda, están nerviosos, y no sólo el P.S. tiene miedo a quedar como tercera fuerza política, sino desde los otros partidos de la derecha clásica ven posible perder también su primer puesto y pasar a ser los segundos, por detrás de la candidatura de unidad y confluencia.

Me da la impresión de que si hasta hoy hemos visto campañas de difamación, campañas ruines en los medios afines, declaraciones altisonantes contra todo y todos los que cuestionaban o ponían en solfa sus cortijos, sus casinos provincianos, sus saqueos, si lo comparamos con lo que se va a producir, se está produciendo, van a quedar como peleas de patio de colegio.

Utilizan Venezuela, versión actualizada del ´oro de Moscú´; desentierran y pasean al terrorismo, que lástima que no reconozcan, que, entre otros,  personas como Otegui y el socialista Eguiguren hablaron y consiguieron hacer realidad el sueño de Ernest Lluch cuando decía, ´gritar, pero no nos mateis´. Me espero cualquier cosa, todo les vale para embarrar.

Si alguien sacó al Cid muerto para ganar una batalla, aquí sacaran al mismísimo Franco si lo ven necesario, ya han sacado en este último periodo a Felipe González, y sacaran como iconos a procesados e imputados por ladrones y evasores fiscales, que son lo mismo, corruptos y mafiosos. ¡ Menuda campaña electoral nos espera! Habrá que armarse de esperanza, si no, esto no lo aguanta ni dios.

Y al consejero de Justicia de la Junta de Andalucía y a su Presidenta les canto aquello de ´no estamos locos, que sabemos lo que queremos...´

miércoles, 4 de mayo de 2016

Laicismo, un año de cambio





Artículo de Pepe Petenghi y Fermin Aparicio


Las imágenes son ya recurrentes, se han visto repetidas una y otra vez: la corporación municipal, con su alcaldesa a la cabeza, saliendo en comitiva, con maceros y estandartes, hacia la catedral el día del Corpus; vírgenes y santos nombrados alcaldes perpetuos, actos religiosos presididos por representantes institucionales, y representantes institucionales, en su condición de tales, arrodillados ante símbolos religiosos.

¿Y el laicismo? ¿Dónde quedaba el laicismo de las instituciones?

Vaya por delante que el laicismo no consiste en quemar iglesias, ni siquiera en ir contra la religión, como se hace creer de forma interesada a la gente que quiere creérselo, por su deficiente formación o porque le viene bien para sostener en pie su tinglado político. El laicismo no es otra cosa que la separación de la vida civil de la práctica religiosa: en un Estado laico sus instituciones son independientes de la religión.

No se puede decir que España sea un estado laico, ni tan siquiera aconfesional, como reza la propia Constitución. Y en cuarenta años de Transición se ha avanzado poco, muy poco, en esa dirección.

Ahora, las políticas de los nuevos partidos de izquierdas intentan remediar tanto atraso, a pesar de las inercias, que presentadas como costumbres y/o folklore, están encadenadas a la propia esencia de todo un pueblo. Y es aquí donde se encuentra lo que debería ser el primer reto; nada fácil, la verdad, después de tantos y tantos años de fusión y confusión de los roles. Definir aquellas fiestas de exaltación y ritos religiosos, que corresponden al ámbito personal y las que, independientemente de su motivación primera, hoy pueden considerarse de carácter cultural, folklórico o popular en su amplio sentido, para determinar a partir de aquí la representación institucional necesaria.

Así que lejos de deslizarse por la comodidad de la cuesta abajo de “esto siempre ha sido así” o "es imposible cambiar el estado de las cosas”, se acomete un peligroso camino en la dirección del laicismo. Y el término “peligroso” no es en absoluto exagerado: han decidido colocarse enfrente de la Iglesia Católica, la institución más poderosa y más rica del planeta, para la que todos sus esfuerzos van encaminados a proteger esa riqueza y mantener sus privilegios.

Lejos ahora de pormenorizar y poner ejemplos que están en el ánimo de todos, traigamos aquí el paradigmático caso del convento de Santa María de Cádiz. Un valioso edificio anterior al saqueo de la flota inglesa de 1596 que actualmente se encuentra en un estado ruinoso. Apenas una asociación, con sus escasos recursos, ha conseguido apuntalar en precario y evitar que se pierda definitivamente.

Por tierra, mar y aire se pide a la ciudadanía y a las instituciones la ayuda necesaria para rehabilitar el ruinoso convento, se hacen llamadas a la solidaridad con nuestro valioso patrimonio, haciéndonos responsables de su supervivencia.

Pero, ¿y la propiedad? ¿Qué hace? Aclaramos que la propiedad es la propia comunidad de religiosas, que intentó una negociación a dos bandas con la Junta de Andalucía y con una empresa inmobiliaria, y que al final se fue al traste. Y mientras, el Obispado, que algo tendrá que decir en todo esto, callado como un muerto.

Y aquí entra la corporación actual del Ayuntamiento, que ha manifestado que entiende el valor del convento, que le parece absolutamente necesaria su rehabilitación, pero que sencillamente no tiene dinero para ello. 

Una postura coherente ante lo que parece un nuevo episodio “Oratorio”. Recuerden: con fondos públicos se rehabilitó el Oratorio de San Felipe Neri. Pues bien, una vez rehabilitado, el Obispado tomó posesión de él, lo cerró a cal y canto para el culto y ahora para visitarlo hay que pagar. Un negocio redondo ante el que tragaron obedientemente ciudadanía e instituciones.

Hoy parece que los tiempos están cambiando. Aunque todavía quede mucho camino por recorrer, no libre de obstáculos y críticas cavernarias, incluso algunas veces de contradicciones, al menos se dice "no", y además ya hay muchos ciudadanos que aplauden.

Laicismo, un año de cambio





Artículo de Pepe Petenghi y Fermin Aparicio


Las imágenes son ya recurrentes, se han visto repetidas una y otra vez: la corporación municipal, con su alcaldesa a la cabeza, saliendo en comitiva, con maceros y estandartes, hacia la catedral el día del Corpus; vírgenes y santos nombrados alcaldes perpetuos, actos religiosos presididos por representantes institucionales, y representantes institucionales, en su condición de tales, arrodillados ante símbolos religiosos.

¿Y el laicismo? ¿Dónde quedaba el laicismo de las instituciones?

Vaya por delante que el laicismo no consiste en quemar iglesias, ni siquiera en ir contra la religión, como se hace creer de forma interesada a la gente que quiere creérselo, por su deficiente formación o porque le viene bien para sostener en pie su tinglado político. El laicismo no es otra cosa que la separación de la vida civil de la práctica religiosa: en un Estado laico sus instituciones son independientes de la religión.

No se puede decir que España sea un estado laico, ni tan siquiera aconfesional, como reza la propia Constitución. Y en cuarenta años de Transición se ha avanzado poco, muy poco, en esa dirección.

Ahora, las políticas de los nuevos partidos de izquierdas intentan remediar tanto atraso, a pesar de las inercias, que presentadas como costumbres y/o folklore, están encadenadas a la propia esencia de todo un pueblo. Y es aquí donde se encuentra lo que debería ser el primer reto; nada fácil, la verdad, después de tantos y tantos años de fusión y confusión de los roles. Definir aquellas fiestas de exaltación y ritos religiosos, que corresponden al ámbito personal y las que, independientemente de su motivación primera, hoy pueden considerarse de carácter cultural, folklórico o popular en su amplio sentido, para determinar a partir de aquí la representación institucional necesaria.

Así que lejos de deslizarse por la comodidad de la cuesta abajo de “esto siempre ha sido así” o "es imposible cambiar el estado de las cosas”, se acomete un peligroso camino en la dirección del laicismo. Y el término “peligroso” no es en absoluto exagerado: han decidido colocarse enfrente de la Iglesia Católica, la institución más poderosa y más rica del planeta, para la que todos sus esfuerzos van encaminados a proteger esa riqueza y mantener sus privilegios.

Lejos ahora de pormenorizar y poner ejemplos que están en el ánimo de todos, traigamos aquí el paradigmático caso del convento de Santa María de Cádiz. Un valioso edificio anterior al saqueo de la flota inglesa de 1596 que actualmente se encuentra en un estado ruinoso. Apenas una asociación, con sus escasos recursos, ha conseguido apuntalar en precario y evitar que se pierda definitivamente.

Por tierra, mar y aire se pide a la ciudadanía y a las instituciones la ayuda necesaria para rehabilitar el ruinoso convento, se hacen llamadas a la solidaridad con nuestro valioso patrimonio, haciéndonos responsables de su supervivencia.

Pero, ¿y la propiedad? ¿Qué hace? Aclaramos que la propiedad es la propia comunidad de religiosas, que intentó una negociación a dos bandas con la Junta de Andalucía y con una empresa inmobiliaria, y que al final se fue al traste. Y mientras, el Obispado, que algo tendrá que decir en todo esto, callado como un muerto.

Y aquí entra la corporación actual del Ayuntamiento, que ha manifestado que entiende el valor del convento, que le parece absolutamente necesaria su rehabilitación, pero que sencillamente no tiene dinero para ello. 

Una postura coherente ante lo que parece un nuevo episodio “Oratorio”. Recuerden: con fondos públicos se rehabilitó el Oratorio de San Felipe Neri. Pues bien, una vez rehabilitado, el Obispado tomó posesión de él, lo cerró a cal y canto para el culto y ahora para visitarlo hay que pagar. Un negocio redondo ante el que tragaron obedientemente ciudadanía e instituciones.

Hoy parece que los tiempos están cambiando. Aunque todavía quede mucho camino por recorrer, no libre de obstáculos y críticas cavernarias, incluso algunas veces de contradicciones, al menos se dice "no", y además ya hay muchos ciudadanos que aplauden.

miércoles, 27 de abril de 2016

Olores de abril

 




El olfato es uno de los sentidos más primarios, es el último que se olvida y es el primero que se percibe, añado yo. Este me de abril que está terminado, es el mes por excelencia de los olores.

En la pasada Feria de Sevilla, cierto tufo llenó páginas y redes sociales, la presidenta de la Junta de Andalucía, y próxima líder nacional dicen algunos, se andaba fotografiando con Luis Pineda, el que horas después sería detenido e imputado por graves delitos, algo olía mal, los más benévolos hablaban  de despiste de la trianera, otros de ´amistades peligrosas´, pero el olfato no engaña, y ahí olía a podrido.

Conforme pasan los días empiezan a publicarse que si la televisión andaluza, perdón, televisión de la junta, había pagado galas especiales promovidas por Luis Pineda, presidente de Ausbanc, el mismo que es detenido por extorsión, el mismo con un pasado en organizaciones fascistas...el mismo de la foto cariñosa con Susana Díaz, y esto empieza a apestar.

Pero los últimos días de la semana pasada salta otra noticia, Luis Pineda también organizó no hace mucho en Málaga actos en colaboración y de la mano de una fundación que depende de la Junta, si, el mismo que es detenido........, y ya lo que produce no es olor sino hedor. Vamos que según parece mientras Esperanza Aguirre daba subvenciones a un extorsionador, aquí en Andalucía, se le daba cobertura. !que cosas unen a las lideresas!

Pero hoy es otro olor el que nos inunda, es un olor a claveles y libertad. Hoy, día veinticinco de abril,  sonaba a primera hora de la madrugada en mil novecientos setenta y cuatro, en radio Renancenca, una canción que sus primeros versos hablan de una villa morena, de tierra de fraternidad y donde es el pueblo quien manda. Y en Portugal se abrazaron fuerzas armadas y pueblo, y un niño rubio recorrió las primeras páginas de los periódicos de todo el mundo, cuando se ponía de puntillas para poner un clavel en un fusil.

Hoy veinticinco de abril, años después a mí me sigue oliendo a esperanza, me sigue oliendo a café recién hecho en una terraza en la plaza del Rocío, mientras un grupo de españoles gritan al viento en portugués ´o povo unido jamais será vencido´, y se corrían rumores que gente de la brigada político social franquista andaba por allí haciendo fotos en Lisboa.

 Me huele a empinadas cuestas que suben tranvías hacia Alfama, y huele al pequeño restaurante a las orillas del Tajo, justo debajo del Puente, un punto de encuentro, me huele a Madredeus y a Carlo do Carmo, me huele a mestizaje, me huele a Lisboa.

Y los olores, tal como decía, no se olvidan, ni los unos ni los otros.

martes, 19 de abril de 2016

Catorce de Abril, a por la III




Otro año más los campos preñados de vida y de flores, la luz, que poco a poco va triunfando sobre la noche, el olor a sal que se funde, como en una fórmula magistral de un perfumista, con los brotes nuevos de armajo, retamas y almáciga, que nos avisa que la primavera ha despertado de nuevo, que ya está aquí. Y con la primavera, como cada años nos llega el catorce de abril.

Hoy es el día en el que rindo, rendimos, homenaje a todas las personas asesinadas por ser republicanas, hoy se descubren placas recordando a alcaldes y concejales cuyo delito fue mantenerse fieles a su pueblo, al orden constitucional que democráticamente se dieron. Hoy se izan banderas tricolores en plazas y mástiles institucionales, y en muchos corazones recuperamos la memoria.

Hoy catorce de abril recuerdo, recordamos, una de las épocas más brillantes, en la que en muy pocos años se alcanzaron cotas más que importantes en educación, derechos, cultura, cuando en este país todavía se estaba saliendo del siglo XIX. Generaciones enteras de poetas, filósofos, científicos, trabajadores, campesinos, no sólo abrazaron, promovieron y ensancharon los valores republicanos. Hicieron  posible, con el voto como arma, que el cambio de régimen fuera una realidad con la II República.

Pero no sólo, aunque sea necesario, recupero la memoria en esta primavera. Recuerdo aquella izada de la tricolor antes de las seis y media de la mañana en el balcón del ayuntamiento de Eibar por Mateo Careaga, y miro hacia adelante. 

En esta primavera, en la que algunos dicen que son republicanos en la intimidad, pero son fieles a la corona y por tanto monárquicos, en estos meses en los que reinas llaman compi-yoguis a presuntos delincuentes, en estas semanas en las que se conocen cuentas de hermanas en paraísos fiscales durante, exactamente, la duración de reinados, y hermanas, y cuñados sentados en banquillos, todo esto después de cuatro años de retroceso económico, social, político y sobre todo de falta de higiene democrática, con una constitución superada por la propia historia,  miro hacia el futuro y recupero los valores republicanos.

Es verdad que República no es sinónimo de solución inmediata, de salida del pozo en el que nos han metido, no fue entonces, ni es ahora. Pero República ayer y hoy significa que la ciudadanía es la única dueña de su destino, que nadie, por apellido o sangre tiene ningún derecho divino de ser jefe de estado, significa devolver a la historia a dinastías, cortes y vasallos, a una institución anacrónica y antinatural como la monarquía. 

Es necesario, hoy más que nunca que valores como libertad, fraternidad, igualdad o laicidad sean capaces de ilusionar de nuevo, de abrir una época llena de esperanza y de futuro, esta primavera, este catorce de abril vamos hacia la III República.




lunes, 11 de abril de 2016

Jeremy Lachambre



Ha vuelto después de cinco años aquel estudiante erasmus que había pasado en Cádiz los mejores meses de su vida. Terminada su tesis doctoral en la universidad de Toulouse, que lleva por título ¨Registro y análisis de sonidos pasados ¨, en el mismo demuestra que es posible registrar sonidos que se han producido en épocas pasadas, algo que tiene que ver con el campo de las psicofonías,  pero que una vez analizadas y contextualizadas se alejan de los fenómenos paranormales. Ahora,  becado por la multinacional SONY para poner a punto los equipos de grabación especiales de ¨sonidos pasados ¨ que esta marca va a lanzar al mercado, con el reto de explicarlos.

Durante su época de estudiante, Jeremy tuvo la oportunidad de asistir a un pleno del Ayuntamiento, presidido en aquella época por Teofila Martínez. Al salir me comentó que había observado como, cada vez que intervenía la alcaldesa, los decibelios aumentaban de forma significativa. Es súper interesant, me dijo en un medio francés pasado por el tamiz de la Caleta,  el sistema de audio es tres inteligent, o la Teo grita más que el resto.

En esta ocasión ha vuelto al salón de plenos vacío con sus equipos de grabación, tres días ha estado grabando el silencio, revisando vídeos, todo para explicar esa diferencia de decibelios en las intervenciones. Lo ha conseguido,  registrar el audio de un pleno de hace siete años, así como todos y cada uno de los sonidos, por pequeños que fueran, que allí se produjeron. Después de horas, de días analizando todo lo grabado ha llegado a la conclusión de que, no es que el equipo de megafonía fuera inteligente, no es que Teofila Martínez hablara a superior volumen que el resto, todo más sencillo. Ha detectado en las grabaciones pequeños ¨clics¨ que provenían de la bancada ocupada por los concejales del PP, Jeremy sentencia, la diferencia de volumen está provocada porque alguna concejal tenía el mando a distancia del amplificador, que subía  cuando intervenía la alcaldesa. Ves, me dice, cómo  no hay fenómenos paranormales.

Hoy le he acompañado al aeropuerto, una vez concluido el trabajo y probados los equipos de grabación, regresa a Tokio para redactar los informes del  proyecto  realizado.

Me ha preguntado si alguna vez el edificio del Ayuntamiento,ha sido teatro o algo así, le he contestado que no estoy seguro, pero que creo que no. 

No, es que mientras que estaba preparando y probando los equipos en el salón de plenos, se han registrado unos susurros que me recordaba a la obra de teatro Oleanna, de David Mamet,.... si hombre, me dice ante mi cara de no saber de qué me habla, esa obra en la alguien acosa a una estudiante. Ni idea le confirmo. 

Bueno, puede ser el objeto de otra visita para comprobar que no es un fenómeno del más allá, dice sonriendo, mientras pita el arco de detección de metales que le lleva a la sala de embarque.

miércoles, 6 de abril de 2016

Teofila Martínez, PERSONA NON GRATA




Lo mismo podrían ser unos fotógramas de ´Amanece que no es poco´, o un cuadro de Solana. Bajaban de dos en fondo por Jabonería, la comitiva de luto riguroso precedida por un trio que reparte sonrisas a diestro y siniestro, tras ellos, con medalla en pecho, cansinos y algunos de ellos sin atreverse a levantar la vista para evitar la mirada directa de algunos de los espectadores. Cierra la comitiva de munícipes, una representación a la gaditana de ¨la gran coalición¨ , a la derecha Fran González del Partido Socialista local, en el centro Teofila Martínez, de PP, y J.M. Pérez de Cs. Teofila devuelve con una sonrisa las muestras de cariño, cada vez menos, que desde las aceras algunos gritan, !guapa! !guapa! , mientras su voto en el Congreso contra Cádiz estaba decidido. Es curioso, los mismos a quienes la próxima semana dejará en la estacada hoy la vitorean

No es la primera vez que el Partido Popular en general, y ella en particular deja a Cádiz al antojo de los vientos, incluso muchas veces traicionando acuerdos previos o compromisos adquiridos ante la ciudadanía. Quizás por eso, Cádiz dijo, como también dijo Valencia con Rita Barbera, Madrid con Aguirre....que no siguieran, que había llegado la hora de cambiar.

Una iniciativa anda circulando que propone declarar a Teofila Martínez persona ˋ NON GRATA´ en la ciudad, no estaría mal, desde luego razones sobran. Pero bueno, no hay que perder el tiempo, ni en esto tampoco, son tantas las cosas que hay por hacer en esta cuidad..., además ya tiene sus incondicionales, sus palmeros, sus medios para gritar ˋ queremos que la chica sea comunal´ o ´ Alcalda, todos somos contingentes pero tú eres necesaria´. Hoy la mejor manera de desprecio ante este tipo de personajes es el no aprecio, el olvido.

Su paso por la ciudad de quién nos llegó de Santander vía Puerto, se olvidará, su pésima gestión, la deuda que nos ha dejado se olvidará. Lo mismo que la humedad y la sal acabarán con sus mamotretos, pajarracos, quecos y quecas, y en unos años nadie los recordará, ella misma, Teofila Martínez será recordada, en todo caso, como aquella persona que se armaba un lío con Twitter, que confundía un tren cuando se soterraba con un metro, que según Barcenas cobro treinta mil euros, ....y poco más.

Y poco a poco su imagen se irá borrando, las fotos triunfales con Rato, con Rita Barberá, con Ana Mato, con el fugado de Zona Franca, ...., con esta cuchipanda asaltadores de caminos.

Como de los recuerdos, quizás por pura autodefensa, el ser humano se queda con los buenos, el resto tendemos a olvidarlos, o a no recordarlos que es algo parecido. PERSONA NON GRATA? por supuesto, pero más importante, que cuando pasee por las calles de Cadiz sienta el frío de la indiferencia, de la irrelevancia, del olvido.



miércoles, 30 de marzo de 2016

Lunes de Pascua, vídeos y pasión

 


Pues Lunes de Pascua ya, se acabó la Semana de Pasión, sin pena ni gloria, o con penas y con glorias, amenizada con las películas de siempre en Canal Sur Susana, que casposilla, la programación me refiero, Susana también; total que entre la una y la otra me he dedicado a repasar los vídeos de los plenos del ayuntamiento, los de Onda Cádiz y los del público, que también los graba. Y me han sorprendido, confirmado y hasta extrañado alguno de ellos.

Me ha sorprendido el grado de absentismo del que ha sido todo en el Ayuntamiento, me refiero a PPBlas, quien cuál preadolescente se fuma los plenarios por todo el morro, aunque cuando asiste su cara es un poema, el mismo que a su paso por el pasillo central del salón, se sabía el foco de todas las miradas de propios y extraños, hoy, a falta de carpetas y carpetas en las que estampar cientos de veces su firma, se dedica a observar a sus compañeros de bancada popular como pensando, '¿..y este ganado de dónde ha salido?, me aburren, me hastían...' mientras bosteza como bostezaba Don Guido.

Me ha confirmado, viendo el pleno del mes pasado, que el concejal Juan Cantero es como otro Cantero, Javi, cuando cantaba '..🎵🎵 cuanto más  acelero, más calentito me pongo...' , y después de poner todas las caritas inimaginables, creyéndose el profesor emoticono, confunde las instrucciones, de 'dar cera a la derecha' ..........


Me ha extrañado, bueno a decir verdad no mucho, el revuelo que lanzaron algunos, los de siempre, cuando el Alcalde se levanta de la presidencia del Pleno para hablar con dos vecinos, que, de forma correcta o incorrecta, planteaban sus problemas. Faltó tiempo para publicar que 'el Kichi expulsa del pleno a vecinos que protestaban..' , y nada más lejos de la realidad, ahí están los vídeos. Claro está que son los mismos qué callaban , incluso más de uno aplaudía, cuando Teofila Martínez se levantaba de su silla, no para hablar, sino para indicar a su escolta que pidiera el carnet de identidad a una persona acreditada por el servicio de prensa del propio ayuntamiento diciendo, 'a ese, identifica a ese'. Y se de qué hablo.

sábado, 19 de marzo de 2016

Mariquilla





Dos largas filas de mujeres, vestidas de riguroso negro, preceden a la 'virgen de todos los dolores conocidos'; la de la izquierda la encabeza la mujer del jefe de la policía local, la de la derecha la mujer del boticario. A continuación,  las concejalas, las maestras, las mujeres de los concejales....., hacia la mitad de la fila de la derecha llama la atención una mujer sumamente pequeña, que mientras el resto da un paso, ella para recorrer la misma distancia le cuesta dos, lo que produce el efecto visual de que va mucho más deprisa que  las demás, a la vez que rompe esa cierta marcialidad de marcar el paso del resto de las mujeres de la marcha.

Sus apenas uno cuarenta, con peineta y mantilla, que le cubre toda la espalda hasta los tobillos, recuerda la imagen de ET disfrazado en la fiesta de hallowen con un cirio encendido, que a la vez le sirve de punto de apoyo, y atrae todas las miradas -no sin ternura- del público que bajó este jueves santo a ver la procesión.

Nadie, o casi nadie, conoce su auténtico nombre, todos la conocemos  como Mariquilla, sólo  eso. Desde la tarima que tiene detrás del mostrador para no quedar escondida en el puesto de chucherías que regenta en la plaza del ayuntamiento, Mariquilla controla el pulso del pueblo. Todos los chavales  hemos pasado por este puesto, al principio con miedo de la mano de algún adulto. Después,  cuando hemos conocido a Mariquilla, su trato afable dentro del mal genio del que hacía gala, provocaba que tuviéramos una relación de amor-odio con ella. Mucho antes de que estuviera prohibido vender tabaco a menores, ella ya seleccionaba a los compradores de cigarros sueltos por la edad del cliente.

De ella se dice que nunca conoció carnalmente a un hombre,- me costó  trabajo entender la frase-, pero todo el mundo recuerda aquel joven obrero del canal,  que durante su construcción, compraba todas las tardes, durante cuatro veranos, con sus inviernos, cinco Bisontes en el puesto de chucherías de la plaza del ayuntamiento, compras amenizadas por grandes charlas sobre cualquier tema, también grandes miradas. Pero el día que se inauguró el canal fue el último que Mariquilla vendió cinco Bisontes, hace ya más de treinta años.

Ayer trajeron a Mariquilla, sus últimos años los pasó en la residencia 'El amanecer', hoy estamos todos los que fuimos chavales en el cementerio. Detrás  del todo hay un anciano del brazo de una joven, que mientras las coronas de flores son introducidas en la fosa encima de Mariquilla, saca un paquete de Bisontes del bolsillo y enciende un cigarro entre lágrimas.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Los compi yoguis, las cuchipandas





Parece que fue ayer de aquel 'Luis se fuerte' y sin embargo la pertinaz, no sé si desfachatez o corrupción, nos trae un nuevo término 'real' a incorporar a nuestro acervo cultural, el compi yogui, - y no me sean mal pensados que aunque muchas veces coinciden con los compi yonqui no va por ahí el término. 

Atrás queda aquella frase, también real, de 'lo siento mucho, no volverá a ocurrir'; frases, wassaps, mensajes que sacados de contexto son solo son eso, frases; pero ¿qué hay detrás de estas? Ahí es donde está el cogollo, ¿o es meollo?, bueno da lo mismo.

El problema no es que sean unos mensajes de ánimo, ¿de arrepentimiento?, lo importante es que, en el caso de los compi yogui, quien lo dice es un miembro de la Royal Family, que se dirige a un amigo de la 'familia' imputado, entre otras cosas,-por ahora- en la causa por las tarjetas de Caja Madrid, yerno de ministro franquista, empresario mencionado como mecenas del Partido Popular, y su realeza lo deja claro, '..ánimo que lo demás es una merdé'.

Si Felipe González, Barrionievo, Solchaga..... pusieron de moda la cal viva, los pelotazos, la OTAN, la enseñanza religiosa subvencionada,.. sus reales, queriendo o sin querer, han puesto de moda, las cuchipandas, los compi yogui, todolodemasunamerdé, todo un logro de acierto lingüístico. 

Cuchipandas son los que llamaban en Cádiz al Consejero Antonio Fernandez, mucho antes de ser detenido e imputado por los ERES, 'el gitano'- por sus artes para el trapicheo y no por su color aceitunado, -deplorable mote racista, si, pero como le aplaudían, casi por bulerias-; pero oiga ahora nadie le conoce, ¡vaya cuchipanda!

La otra cuchipanda anda por ahí buscando al compi yogui fugado de la Zona Franca por un lado, y por otro viendo como siguen sin aparecer los treinta mil euros que Barcenas dió al alguien de por aquí, ...y no miro a nadie, que luego todo se sabe. Por cierto, ¿qué será del otro compi yogui, aquel que era el todo poderoso en el reinado de Teofila, Jorge Moreno? De él se decía que era como el hermano tornero del ayuntamiento de Cádiz, era capaz de abrir y cerrar todos los despachos.

Lo que está claro es que no les molestan los aplausos, que se conozcan los wassaps, ni que salgan a la luz las amistades y entramados, lo que les molesta de verdad es que como osan, esos plebeyos todos, a cuestionar algo tan de derecho divino como es enterrar con cal viva, que se pague con dinero de todos fiestas, comidas, viagras..., que con el dinero también público, se creen redes clientelares , votos cautivos...incluso que no se vea moral el que empresas de forma ilegal paguen campañas....Esas son las cosas por lo que está cuchipanda de compis yogui, está escandalizada, que no entendamos, que no compartamos, que nos indigne y nos de asco, si es su propia esencia, su forma de ser de toda la vida, su vida.




lunes, 14 de marzo de 2016

Joaquín y Milagros






El salón, de tamaño medio, ocupaba la parte central de la casa y era el paso obligado para pasar de la puerta de la calle al cuarto de estar. Trayecto que casi siempre se hacía sin encender la luz, ya que la iluminación tenue y parpadeante de una mariposa, así como el conocimiento de muebles y puertas, lo  hacían innecesario. 

En la mesa, pegada a la pared, que hacía las veces de mueble aparador y altar, una colección de fotos de hijos, nietos y bisnietos configuraban el resumen de esta pareja octogenaria, y en la pared a modo de retablo, presidiendo este altar semilaico, un póster en blanco y negro de Dolores Ibarruri con una amplia sonrisa, saludaba a todos los que, casi a tientas, cruzaban el salón.

La mariposa alumbraba una vieja postal prendida con una pinza de madera a una foto, la postal de la Virgen del pueblo, la foto, de la nieta más pequeña, muchas veces le he preguntado por la razón que, a una persona atea y comunista,  tenía este altar montado, y siempre me respondía lo mismo, 'daño no hace, y quizás algo ayudará a mi chica pequeña, tres años ya en Londres.

Un día que pasaba lo consideraban un día ganado, en lo que los dos creían que ya vivían en tiempo de descuento. 'Si no te creas, no queremos morirnos, pero si alguna vez, a uno de los dos nos pasa algo, darnos un golpe en la nuca al otro y nos metéis en la misma caja, así sale más barato el entierro', decían casi siempre en los postres de cualquier comida familiar . Aparte del instinto por seguir viviendo, los dos sabían que su función de cuidar a la descendencia no les permitía desaparecer, cada mes, el mismo día que él cobraba la pensión, un giro salía para Londres a nombre de la nieta, y aunque parezca mentira, esto les hacía seguir queriendo levantarse cada mañana.

Por lo demás, seguían  el día a día, no sólo del país, también internacional; la política, lo social, 'el cotilleo de los VIP' lo manejan como nadie. Llaman a la gente por su nombre de pila, es Pedro, es Albet, es Nicolás, excepto Garzon, a quien cada vez que se refieren a él, le llaman 'mi chico', entre la lastima y el cariño. Pero si no se acuerdan del nombre, o hablan entre ellos, utilizan el código de los motes, el cara bollo si hablan de Maruhenda, la bruja si se refieren a Aguirre, el maniqui si es a Pedro Sánchez al que se refieren... Y hasta participan de los coloquios, discusiones y broncas televisivas desde el sofá, alguna llamada a urgencias han hecho, porque, la verdad, participan de corazón, y la tensión y pulsaciones no están para muchas broncas..., lo peor es que sus ventanas al exterior son telecinco y la sexta, y eso les hace a veces distorsionar la realidad.

viernes, 11 de marzo de 2016

Chicharrito



 


Maaaama tengo frío, calla calla Chichaaarrito, que la maaaama está muy liada

Cada cuatro años el día veintiocho de febrero no es el último día del mes, es un día más de este mes en el que las flores se arriesgan a nacer y ser asesinadas por cualquiera, a ser víctimas de cualquier helada mirada, de cualquier fría estrategia que mira más allá que acá, del olvido.

Desde hace mucho, quizás desde hace demasiado, celebramos esta fecha de coros y danzas, de coches oficiales, de poder pero no querer, como si fuera una excusa, como si se tratara de diluirnos en otros para dejar de tener sentido por sí mismos. Cambiamos en esta fecha los señoritos a caballo, por los señoritos en coches del parque de alguna Consejeria, las fiestas privadas en cortijos por fiestas organizadas en lo que creen que es su cortijo, incluso se va a Madrid, utilizando el nombre de esta tierra para influir en estrategias personales, intentando confundir Junta con Andalucía, historia con sus intereses.

¿Maaaama donde estás? Ahora voy, espera un poco que termine esto.

Y el veintiocho de febrero se convierte, la convierten, en esa fecha en la que en los colegios se toma pan con aceite como acto de afirmación 'nacional', y encima de la mesa intentan poner 'un café para todos' como argumento, cuando en realidad lo que quieren esconder es su incapacidad de llevar a Andalucía hacia su plenitud. Cuando en vez de intentar entender,- aunque solo sea porque una parte importante importante son hijos y nietos de Andalucía-, a unos pueblos, que lo único que quieren es que les dejen decidir su futuro, optan por enfrentar, esconder su incompetencia, y sí, también su traición a esta tierra.

Se cambia el Egpaña por Espaaaaña, pero Andalucía sigue ahí, la intentan volver a engañar, y no se despeinan, sacan pecho con una propaganda de partido, pero con el logo de la Junta, cuentan que el empleo, que el trabajo va viento en popa, no se les cae la cara de vergüenza después de habernos situado a la cabeza. Confunden,- quizás con toda la voluntad- Junta, partido, con Andalucía, su cortijo, !esos señoritos¡.

Maaaama yo de mayor quiero ser cómo tú, claro que si Chicharrito, ya te apunte a los Chicharritos con Futuro, duerme tranquilo, que este mes de febrero después del día veintiocho viene el veintinueve, y aquí no pasa na.





Cosas de gatos





Había  una vez dos gatos, uno de menos de de año - quince años humanos según los entendidos en gatos-, se llamaba digamos Pablo; el otro sobrepasaba en algunos meses el año, -diecisiete años humanos, según las mismas fuentes-, se llamaba, digamos que Pedro. Pablo y Pedro tomaban el sol de febrero plácidamente en una plaza cualquiera del país de los gatos. Pedro y Pablo como buenos adolescentes, aunque sean gatos, fantaseaban, jugaban y se hacían retos mutuamente mientras perseguían papeles, hojas, cualquier cosa que el viento moviera, porque aquel mes de febrero también soplaba el viento.

Pablo es más un gato callejero, graciosamente atigrado, pequeño para su edad y con cara chiquita, pero que recordaba a los tigres de Bengala. Pedro, al contrario, daba más edad que la de verdad tenía, cruce de siamés y angora, sacó de su madre el porte de diseño y de su padre la chulería que da el sentirse guapo.

En un momento dado, mientras recuperaban la respiración después de perseguir el editorial del País, que el viento revolvía por la plaza,  como si les fuera la vida en ello, Pedro se queda mirando a Pablo, con cara de listillo de la clase del instituto, y le  dice : ¿oye, tú has follado alguna vez? Dejando la pregunta prendida en el aire. ¿porque tú sabes lo que es follar, no? Pablo, piensa durante unos segundos, y con cara de no tener ni idea, dijo, si, si, mientras negaba con un movimiento de cabeza. Pues hoy te vienes conmigo y follamos, sentencia el gato mayor.

Toda la escena es contemplada desde lo alto por un gran gato blanco, grande, gordo, con esa obesidad de una castración temprana lo que le da el aspecto de Jabbona el Hutt, o de Copito de Nieve en su decrepitud.

Dicho y hecho, Pedro y Pablo, o Pablo y Pedro descienden a pie de calle dispuestos a cruzar la plaza camino de aquello que Pedro llamaba follar, y que Pablo no llegaba a entender muy bien, pero por la cara que pone al proponerlo debe ser algo muy, pero que muy interesante, y además, quien con quince años, -menos de un año en las vidas gatunas- no está dispuesto a experimentar cosas nuevas.  

Los dos mozalbetes, vigilados desde el fondo por Jabbona el Hutt, ya casi están junto a la fuente que jalona el centro, cuando desde un lateral avanza a toda mecha un buldog, y en unos segundos se forma un tíovivo encabezado por Pedro, seguido a pocos centímetros de Pablo,  y perseguidos  por el buldog, que  ladra cada vez más cerca de los gatos.

Dos, quince, veinte vueltas del tiovivo perrogatuno dejan a Pedro y Pablo con la lengua fuera. Pablo mete el acelerador, se sitúa a la par de Pedro, y jadeando, con los ladridos del perro muy cerca, le dice a Pedro, oye tú sigue pactando que yo ya estoy cansado de pactar, luego nos vemos y seguimos follando un poco si quieres.

sábado, 20 de febrero de 2016

Trini Leonardo, Curra




La casa en este día se inunda de aromas a cebolla y ajo al fuego lento, a jamón picado y a guindillas, a tomillo, a romero, a salsa de tomate y a caldo. Los caracoles estaban limpios, después de dos días de trasiego de agua en agua. El campesino de Vela, la maternidad de Zurdo avisan al resto de óleos, acuarelas y de láminas,  que observan desde las paredes cómo transcurre la vida, que ha llegado el Primero de Mayo.

Trini los ha convertido en mucho más que un plato, en mucho más que una forma de combatir el frío de esta pequeña ciudad. Los caracoles picantes del Primero de Mayo que Trini cocina, mientras les susurra 'a las barricadas', como si de un ritual mágico se tratara, es simplemente una forma de celebrar el orgullo de clase, de recordar que ella solo se arrodilla ante su Virgen del Camino. Año tras año, en la post-guerra fría de San Marcos, en los años de los primeros premios literarios de su marido, en los años predemocraticos, siempre han estado en la mesa. 

Se entristece recordando que el Parador era una fría cárcel , donde se pagaba un precio muy alto por no ser 'afecto' a los militares golpistas, o simplemente por ser trabajador afiliado a un sindicato. Que era donde se esperaba un milagro para que la sentencia a pena de muerte fuera cambiada por unos años de cárcel. ¡Cuántas horas de esperar noticias del que estaba dentro, en las colas con el resto de familias de presos, contemplando el escudo de Santiago de la fachada barroca!

Se sonríe, con esa sonrisa de orgullo, cuando recuerda, como una fría mañana, después de que a su compañero de toda la vida, le conmutaran la pena de muerte, se presentó ante el gobernador de la provincia, con sus dos hijos de la mano, y le dijo: 'aquí se los dejo, que si marido sigue preso, ¿qué les doy de comer' . 'Quite, quite señora, está usted loca, coja a sus hijos y lléveselos' , contestó un más que asustado gobernador civil de la provincia.

Suspira, cuando cuenta con la cara de asombro con la que la saludaban en Puerta Moneda, la primera vez que sacó a la calle el abrigo de piel que se compró con uno de los premios 'poéticos', camino a la calle Ancha. 

Hoy saca un puchero de los mejores caracoles picantes y anarquistas que he comido nunca, mientras un grupo de adolescentes tardíos escuchan una lección magistral de vida, de alguien estuvo entre la vida y la muerte por ser él mismo. Para un momento, mira hacia la puerta de la cocina y exclama: ' ! Ya viene la Curra y sus caracoles, viva el Primero de Mayo¡.

Y Trini entra al salón, orgullosa, con su fuente de caracoles, orgullosa de ser mujer, orgullosa también de su compañero, y orgullosa de su paisano Buenaventura Durruti.