viernes, 30 de mayo de 2014

La coronación de Susana

La verdad sea dicha, con tanto barón y familias de nobles, es decir, lo que Pablo Iglesias llama casta, que no es otra cosa que, aquellos y aquellas que decidieron desde chiquititos apostar por vivir de la "cosa" publica, esto de los dedomientos (nombramientos a dedo) me recuerda mucho a cuando Isabel, si la católica, fue nombrada, designada reina de las Castillas y del más allá. Aquí también hay barones, condes y marqueses que viven en su marca, hay ciudades que conquistar o anexionar a la causa, hasta traidores y llevadores. Al final fue ella misma la que se autocoronó, así en plan selfi.

Pero ojo, en esos tiempos ya se estaban formando las juntas comuneras, luego los corrieron a gorrazos, pero tocaron las narices un rato.

1 comentario:

Sombra Gris dijo...

Pues eso...a buen entendedor , pocas palabras bastan...