viernes, 11 de marzo de 2011

Por unas cuantas horas nos sentimos iguales, y al sentir la igualdad tenemos mas ganas de vivir

videoAsí, de esta forma, comenzaba una canción de Raimon que reflejaba como se sintieron miles de personas, en Mayo del 68 en la universidad madrileña, durante un recital del cantate catalán. Solo he cambiado la libertad por la igualdad y no de forma gratuita. Ayer en un salón de actos lleno de mujeres y hombres, muchas más de las primeras, respiré igualdad; pero no en su enunciado, sino en su práctica y puesta en escena. Varios grupos de carnavaleras, animadas por todo el aforo,  homenajearon a la mujer desde con un lenguaje de carnaval gaditano de igualdad. Y es que hoy, la libertad solo es tal, cuando esta ligada a la igualdad. No disfrutaremos de la autentica libertad hasta que todas las personas no hayamos metabolizado que somos diversos, y por eso mismo somos iguales.

Y no es fácil, las leyes en pro de la igualdad son buenas y necesarias; pero la igualdad  tiene también otra dimensión tan importante como la “igualdad formal” que es la igualdad que se forja en las relaciones entre iguales, en el trabajo, en  la casa, en el grupo de amistades, en la calle…, son en estos lugares donde hay que avanzar mucho mas. Hace años se decía <<ciao al macho>>, incluso se cambio la estética del “macho”, hoy hay que decir, <<bienvenida mujer>>, y escoge tu la estética que quieras.

El acto en la Universidad de Cádiz, me recordó mucho a lo que debieron ser las actuaciones de la Barraca en los años 30, con García Lorca, cuando los universitarios se lanzaron a los caminos a llevar mensajes y cultura. El grupo de personas que llenaban en salón de actos no solo reían, y aplaudían las actuaciones, sino que participaban. Ayer cuando el público animaba a la mujer que actuaba a dejar la escoba y liberarse, me acordaba de lo que debieron ser las actuaciones de la Barraca en los miles de pueblos, y de cómo compartían las historias de Doña Rosita la soltera.

Amigos universitarios, creo que ese el camino, salir de las aulas e impregnarnos de sabia nueva, de nuevas ideas, de nuevos formatos, sacarlos de la Universidad, la gente, la calle os lo agradecerá seguro.

No hay comentarios: