lunes, 22 de abril de 2013

En Cádiz...,mirando al mar

Publicado en Diario de la Bahia de Cádiz el 22 de Abril 2013

Como os podéis imaginar en una ciudad como Cádiz, que en el fondo y forma no deja de ser una isla unida a la península por el Chato, el puente de Carranza y los pilares de la Pepa, uno puede hacer cualquier cosa frente al mar, pero a veces, sobre todo, después de una larga temporada de lluvia y con moho hasta en las neuronas, salimos casi masivamente al mar buscado....digamos el consuelo de la luz.

Podemos sentarnos en el muro de Santa María y sacar el teléfono inteligente y whatsear como locos, o al menos intentar comunicarnos. Pero si nuestros mensajes no son respondidos, en vez de angustiarnos, caer en la melancolía, sentirnos no correspondidos,.... pues podemos mandar un mensaje en una botella; de antemano sabremos que es un mensaje sin destinatario concreto, sin contestación. En cualquier caso, contemplar el mar.

Simplemente podemos caminar por un paseo compartido con personas, personas en bicicleta, personas paseando perros, y perros paseando personas. Podemos ser embestidos por una bici loca, podemos tener la buena suerte de pisar un excremento canino. Podemos, después de estos incidentes, y cabreados, mirar el mar.

Si es viernes, y estás frente a la Tesorería General de la Seguridad Social, puedes ver como los trabajadores de la función pública salen a protestar por los recortes de los que son víctimas, ellos y el resto de paseantes, puedes cabrearte, indignarte y solidarizarte con esa gente de negro y contigo mismo. Y también puedes, como no, mirar al mar, sigues igual de cabreado, pero te sientes mejor.

Leer la prensa, la escrita y la cibernética. Leer las hojas, folletos y trípticos que te han dado por San Juan de Dios, posiblemente confundiendote con un crucerista que recorren la ciudad en sandalias y calcetines, llueva, haga frío o calor. Repasar uno a uno los papeles antes de tirarlos en la papelera, que uno es muy cívico, y descubrir uno de la Plataforma de Parados de Cádiz que informa a los visitantes en cinco idiomas de esa realidad, la del paro. Ver en Castellano, Alemán, en Inglés, en Francés y en Italiano que en Cádiz hay 18000 parados, leer que les informan también de sus coordenadas en Internet. Pensar que los turistas se llevarán en sus recuerdos a "esos" que en la Plaza de San Juan de Dios todas las mañanas se reúnen para recordarnos que están ahí, algo triste te puede poner, pero pronto pienso, ¡dios que arte! , mientras miro al mar de Cádiz.

Y una recomendación, tanto si eres o no de aquí, no dejes que tu subconsciente tararee el 'mirando al mar' de Jorge Sepúlveda, desvirtualizaria las sensaciones. Déjate llevar por una alegrías, o ponte unos cascos y escucha a Javier Ruibal cantando cualquier cosa, déjate inundar por la sal, por la luz de Cádiz cuando mires al mar. Verás como te sentirás mejor.

1 comentario:

María A. Marín dijo...

Ni que lo digas.

Saludos