jueves, 19 de julio de 2012

CALOR, MUCHO CALOR

Ayer, cuando se calmaba el levante y aun bajo sus efectos, Paco Valazquez y yo empezamos a escribirnos en el Face, el resultado es una buen trabajo de Paco, yo puse un poco de locura levantina solo. Gracias Paco.

Poema a la limón, entre Paco Velázquez y Fermín Aparicio, enredados en red. La foto se la robe a él :-)



La calor me derrite,
derrite todo.
Infinita,
simple y llanamente,
me hace derretir el sentir,
me licúa los sentimientos,
se me dilatan los labios
y sonríen entre la tristeza.
Los ojos se cierran,
se quedan mudos,
las manos se trenzan…
sin esperanza.
Y el corazón a trozos…
que recorren mi intestino.
Los pies se resquebrajan
y abren el suelo recalentado…
de parte a parte…
Y tú, que ya no eres tú,
te fundes con el yo,
que ya no soy,
y juntos así… no somos nada…
lesivamente nulos en el ardor del día.
que me corrompe y destruye
Y sin espejos ni reflejos
como ánimas en procesión
vamos de penitencia por la vida…
De nuestras penas y en sí constituye
el devenir del tiempo,
el vaivén de nuestras almas.
Que sin querer quererse se destruyen…
sin más.
Y el tiempo,
ese tiempo, éste…
calmo
y abrupto tiempo…
en sí mismo
se aniquila...
Demoledora calor…

4 comentarios:

paco velazquez dijo...

¡UF, QUILLO, QUÉ CALOR!

Fermin dijo...

Jajajajaaj

Sombragris dijo...

PO zi que debía hasé caló...y ustedes escribiendo poemas en vez de tomarse un gin tonic como los de Cortegana...Y mira que sois gente de malvivir!!!!!Pero eso si...con cabeza y con corazon....Abrazo enorme a los dos....

Fermin dijo...

Solo falta que otro loco le ponga musica