sábado, 21 de julio de 2012

De carnaval, de visitas, de copas

Ayer fue un dia, como decía el padre de Julio Iglesias, raro, raro raro. Al salir de una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Cadiz me encuentro con el gasho de la foto disfrazado, luego vi la foto en el muro del alcalde de Cortegana, José Enrique Barrallo. Recepción oficial,.. Pero por la tarde....

En verano, la gente que vivimos en Cadiz tenemos la suerte de recibir visitas que paseamos por nuestra ciudad. Esto motiva, al menos en mi caso, romper monotonías y costumbres. En mi caso ir a comer a la Playa. Coche, nevera, sillas y sombrilla y a buscar aparcamiento en la playa Victoria.

Una plaza de aparcamiento nos llevo a este chiringuito. Mientras tomábamos el cafe, un grupo de personas alrededor de una mesa discutía, como casi todos españoles en voz en grito, sobre las diferencia de pedir un gin tonic y un Beefeater con tónica. Algunos de unos y otros habían caído ya.

Me llamo la atención, todos vestidos de forma informal menos uno. Llevaba corbata. No se tardo en saber que era el alcalde. Así se dirigía a él casi todo el mundo en voz mas alta de lo normal, y de tu , que queda mas campechano. Enseguida todo el chiringuito se entero que eran de un pueblo de Huelva. El concejal de cultura hizo ostentación de su cargo, por eso nos enteramos quien era. Otra mujer contaba entre el asentimiento generalizado de la tertulia como había llamado alguien de la prensa para pedir información de los sueldos corporativos, mientras los Beefeater seguían vaciándose.

Como era casi imposible buscar a como iba la prima de riesgo con la alegría general, ( por 610 debería andar) decidimos irnos a la arena, pero hasta allí llegaba la alegría, el alborozo y los cánticos de la corporación del pueblo de Huelva.

Me imagino que la invitá no correría a cargo de los presupuestos. Pero el espectáculo era un poco de la España profunda. Mientras la economía española se hundía, un grupo de concejales con su alcalde a la cabeza, seguían cantando empujados por la alegría y puede que el alcohol en vena. Tengo testimonio gráfico, y tristeza la verdad.

El pueblo Cortegana, el alcalde José Enrique Borrallo. La foto para otro post.

2 comentarios:

María A. Marín dijo...

Jajaja, gracias Fermín por tu testimonio impagable. Espero la foto.

Saludos y buen fin de semana cabalgatero.

Fermin dijo...

Menos Asturias patria querida, cantaron casi to