sábado, 2 de julio de 2011

LAS MOSCAS ASESINAS DEL PARQUE GENOVES




Me gusta el Parque Genovés de Cadiz, sus arbustos en forma pirulí, sus paseos de esa tierra rojiza, sus palmeras, flores y pájaros, todo muy chulo. La parada en el Genovés es obligada en los paseos por el Cadiz mañanero. Forma parte de la ruta los días de calor. Campo del Sur, Caleta y primera parada en el parque, lectura de prensa y vuelta por Mentidero, calle Ancha y Columela, a disfrutar del fresquito que sale de los comercios.

Desde aquel domingo durante la feria del libro, que estando sentado en un banco, el mismísimo Antonio Gala me pidiera el periódico para leer una noticia, siento que cada vez que leo la prensa en el parque, un famoso, pero un famoso de los de verdad no de los locales, que son como de casa, me pedirá de nuevo el periódico, no se, una tontería.

Esta mañana, hice el circuito y acabe sentado a la sombra en esa especie de placita, mejor cruce de caminos, que la preside una fuente con chorrito, y dos niños, niño y niña, que se abrazan debajo de un paraguas protegiendose del chorrito de la fuente.




Abrir el peridico, empezar a leer los titulares y sentir como las moscas me mordían, fue todo uno. Foto de Enrique Moresco, micrófono en mano, dirigiendo al personal concentrado como si a una asamblea de indignados en el Palillero se tratara, y zas, mordisco de una mosca en el brazo. Leer las declaraciones de Gabriel Almagro sobre el Bicentenario, por cierto que el presidio, y zas otro mordisco en la pierna izquierda, y su correspondiente manotazo por mi parte. Leer como se despelleja a Tedy Bautista, sin ninguna profundidad de análisis en algo que parece mas una operación de vendetta, y ahora fue la pierna derecha.

Pero lo peor estaba por llegar, pagina 43 del diario, el de Cadiz, cuatro turista se caen de los balcones en las Baleares,, que malamente se construye, se les caen los turistas, pensaba yo, mientras un ataque combinado de tres moscas me producían mordeduras en cuello y tobillos .

Puede coger a una y mirar fijamente su cara, coño era igual que el Wily ese que todo el mundo busca.Me dio pena, esa carita barbuda, parecía que llevaba gafas grandes pasada de talla,de esas que llaman de mosca, me pedía compasión y yo que soy un flojo, nada la deje ir.

Eso si, doble la prensa y tire a Columela, a tomar el fresquito de los aires acondicionados que sale por las puertas de los comercios, que hay que buscar la eficiencia energética.

2 comentarios:

Sombragris dijo...

Amigo Fermín...suelo comentar poco aunque te sigo...yo soy flojo tambien...pero como he sufrido lo que narras (excepto que Gala me pidiera el periodico)...la moscas "genovesas" son como caimanes con carita de angel ( y aqui no voy a hablar de lo que pienso de los puñeteros angeles catolistos)... pero prefiero un mordisco de ellas a que me merienden los moscardones y zanganos ....me gusta un huevo tu narrativa (al principio puse me encanta pero me sono un huevo de cursi) ...un abrazo

Fermin dijo...

De moscas con carita de Angel nada, como Wyli, te lo digo yo que la vi de cerca, jaja un abrazo. Por cierto tu nick me recuerda a los Xius. ;-)