lunes, 12 de septiembre de 2011

El gobierno abierto pasa necesariamente por unos partidos abiertos, por un socialismo abierto

Buscando alguna definición mas o menos entendible encuentro la siguiente: "El gobierno abierto es la doctrina política que sostiene que los temas de gobierno y administración pública deben ser abiertos a todos los niveles posibles en cuanto a transparencia, esto debe ir unido a la creación de espacios permanentes de participación ciudadana y colaboración ciudadana." Seguro que es mas complicado que esta breve definición, pero puede se la síntesis, en definitiva se trata de complementar el concepto de democracia participativa mas allá de las instituciones clásicas y poner en valor a la ciudadanía y a valores como la transparencia, la rendición de cuentas ....

Se trata, por tanto, no de reedifinir la democracia misma, si no de ampliarla y adaptarla quizás a sus propios principios, esta vez, aprovechando todos los medios tecnológicos y nuevos métodos de comunicación pone a nuestra disposición.

En estos momentos ya hay experiencias de gobiernos abiertos en nuestro Pais, en pequeños ayuntamientos, incluso en gobiernos autónomos como en Euskadi, ha experimentado en este sentido.

Es manifiesto que la puesta en marcha de gobiernos abiertos se encuentra con obstáculos. La primera y no mas importante, es la brecha digital en su amplio sentido. La brecha digital por segmentos sociales, la brecha digital por sexos, etc etc.. Si no se extiende, democratiza y se universaliza la utilización de la nuevas tecnologías, podríamos estar hablando solo de teorías imposibles de materializar.

Quizás los mayores obstáculos con los que se enfrentan la posibilidad de gobiernos abiertos, no vengan de sus herramientas, vengan de algo tan importante como son los comportamientos sociales, colectivos e individuales, del propio sistema de valores y del concepto de ciudadanía. La necesidad de cambios en la definición y practica del liderazgo social y político, cambios en la definición y practica de la participación, valor social de la transparencia, significan la autentica revolución de valores y comportamientos de la sociedad y en especial de los que hasta ahora se ha venido denominando clase política.

Puede ser ingenuo pensar en gobiernos abiertos pilotados por políticos y por tanto por partidos políticos que no practican en su propio seno este cambio de valores, que basan su liderazgo en maniobras oscuras, que se aproximan en su vida interna, mas a contubernios y oscuras alianzas, que a practicas participativas, lejanos a la transpariencia, al autentico liderazgo social.

(seguirá......)



2 comentarios:

Nicolás dijo...

Hoy en día este tipo de gobiernos no pasan de experimentos muy limitados pero sin ningún interés por expandirlos y aplicarlos a una gestión mucho mayor.

Fermin dijo...

Pues en ello nos va el futuro,creo