lunes, 20 de junio de 2011

¿A GARROTAZO LIMPIO SE ARREGLA ALGO? O ¿MUEREN LOS DOS?


Siempre me pareció el cuadro mas terrible de Goya, y mira que los tiene impactantes. El fusilamiento del 2 de Mayo, brujas volando, delirios de locura, algunos para acojonarse.

Pero a mi el cuadro que siempre me creo un gran desasosiego, quizás por mi manía de cinematográfica de plantarme delante del cuadro y tras unos instantes de mirar luces, figuras, colores, tiendo a montarme cual seria el fotograma siguiente.

La pelea que recoge Goya, por si sola ya es dramática, dos hombres frente a frente garrotazo limpio, quiero creer que sin mediar palabra, solo quejidos cuando el uno alcanza al otro. Otro y uno frente a frente, la respuesta a un golpe es otro golpe, a mas a mas un quejido. Y solo ellos dos, nadie mas para animar, para vitorear o llorar, en medio de la nada solo golpes y quejidos, solo dolor y soledad.

Pero mas que esta desoladora soledad, lo que termina de producir esta inquietud es que ninguno de los dos esta dispuesto a moverse ni un ápice. Los dos están con las piernas ya enterradas como prediciendo el final. Es una secuencia previsible, el siguiente fotograma recogerá necesariamente a dos hombres muertos, con mucho menos luz, ya casi de noche, sin color ni calor. Dos hombres muertos a medio enterrar, con alguna alimaña alrededor. Dos hombres que no querían que la posibilidad de movimiento entrara en su disputa, y por tanto antes de empezar, que sabían que no ganaría nadie, que solo había un final posible en esta lucha, la muerte de los dos, solos, rodeados de soledad y alimañas.

Y como tengo mucha imaginación, pienso en la causa de la disputa :"¿Eran galgos o podencos los que corrían tras la libre?

En fin, ¿que me recordara a mi este cuadro?

1 comentario:

Nicolás dijo...

Yo le añadiría un pasodoble y los enterraría en la arena de una plaza de toros. Todo muy nacional, todo muy festero, todo muy español.