viernes, 17 de junio de 2011

TIEMPO DE LOS MEJORES, TIEMPO DE CURAR HERIDAS, TIEMPO DE MIRAR AL PRESENTE Y AL FUTURO

"HAY una cita de Cesare Pavese que viene a mi memoria siempre que enfrento una situación difícil. Dice así: "De todo lo que me pasa la culpa la tengo yo". Sé que no es cierto. Muchas veces somos víctimas de comportamientos ajenos o, simplemente, de la mala suerte. Lo que la cita recuerda es que lo único que está en mi mano es lo que yo puedo hacer: responder con integridad y esforzarme por ser mejor la próxima vez. "

Con esta cita de Pavese, el de oficio de vivir y oficio de poeta, empieza Antonio Gutierrez Limones, en el Diario de Cadiz de ayer, su sencilla, clara pero a la vez profunda REFLEXION, en torno a la situación actual del partido mas importante de la izquierda española.

Sin duda, la necesidad de mirar hacia delante, de mirar al presente y al futuro desde lo que se es, un partido de transformación y avance social, un partido que se entiende a si mismo, como un medio y no como un fin. Que es ciudadanía y por esto debe ser permeable a su entorno, escuchando, no poniendo barreras, sino todo lo contraria, abriendo canales de complicidades ciudadanas. Un partido que entiende que no se hace política con mayúsculas desde la crispación y negación constante, sino desde la propuesta y acción positiva.

Un partido que sabe aprovechar " lo mejor de cada casa" , en el que se tienen que encontrar a gusto, desde el que viene de la sierra, hasta la mujer que todavía no ha podido enterrar a sus muertos de ya hace demasiado tiempo, desde los que vienen de tradición, a los recién incorporados, poetas y funcionarios, profesores de universidad, y feministas, porque les une mucho mas cosas que les separa, la idea que un mundo mas justo, mas igualitario se debe conseguir.

Si por crucificar a alguien, se fuera a recuperar la confianza, yo mismo estaría proponiendo, no ya un crucificado, sino un paso entero de semana santa, que damos el tipo. Pero seguro que al salir a la calle Ancha, nos veríamos solos, porque estaríamos ocupandonos de lo que a nosotros nos interesa y no de lo que la ciudadanía, toda la ciudadanía, incluido el "15M" nos esta demandando ya.

Se que son muchas las heridas, se que que no es fácil olvidar, pero solo desde la generosidad y desde la altura moral se pueden, sino curar, si cerrar. Y es verdad cuanta mas altura en la organización, mayor dosis de responsabilidad, de generosidad, mas señales se deben de dar. Pero es responsabilidad de todos, absolutamente de todos.