jueves, 14 de junio de 2012

Como cuando Nunca Mais, entre tod@s podemos

No se cuanto dudara Rajoy. No voy a decir eso de "os lo merecéis porque le votasteis" aparte de no ser verdad no seria justo. La historia se repite. El mismo protagonista, la misma cara. Aquello fue casi un ensayo en relación con la situación hoy.

Me llevan los demonios, lo reconozco, cuando leo con demasiada frecuencia en la red "yo no los vote". Pienso inmediatamente ¿Y que? ¿Ahora es el problema?.

Durante la crisis del Prestige, Rajoy y la gestión de los que hoy gestionan lo publico también, llevo a las costas gallegas la mierda, la muerte de lo vivo, ese lodo negro que teñía todo de desesperanza. En horas muchos y muchas se metieron en monos blancos, sin preguntar de donde venían, sin pedir afiliaciones ni profesiones se pusieron a limpiar, a retirar los animales muertos, a recuperar las costas. Mientras hablaba de hilillos de plastelina, mentía, escondía la realidad y se escondía él.

Nuestras costas están hoy contaminadas, llegan jueces corruptos e inmorales, gente se se apodera de algo tan noble como la cosa publica para enriquecerse. Hoy el lodo que nos llega es el de la desesperanza, bancos en quiebra y quebrados por quienes han hecho de ellos no herramientas para el el desarrollo social sino operaciones de ingeniería financiera con el único objetivo mantener y sesgar el poder.

Los peces muertos que llegan sobrepasan ya los cinco millones de parados, llegan millones de jóvenes que no pueden levantar el vuelo, las alas llenas de mierda, sin aire para respirar.

Y los mismos, y el mismo siguen mintiendo, siguen escondiéndose, sigue gestionando las crisis con chulería, con incapacidad manifiesta. Todo, es verdad, se debe a razones muy diversas. Pero a 14 de Junio, cuando todas las alertas se disparan, es hora de ponerse los monos blancos y ponerse a recoger todo el chapapote que hay por todas partes. De manera urgente. Sin preguntar quien es quien esta dentro del mono blanco. Vamos a limpiar la mierda que nos llega, es lo urgente, nos va la vida, la vida en mayúsculas. Y mas fuerte que entonces digo NUNCA MAIS.

2 comentarios:

Gloria Calero dijo...

Me parece un comentario muy oportuno e interesante que comparto totalmente

Nicolás dijo...

¿Por dónde empezamos?