jueves, 19 de abril de 2012

Me lo pide mi madre, y a una madre no se le niega nada.

Ayer hablando con la familia me mandan un mensaje de mi madre, la Lucia si. Dile a Fermín que saque esto de las medicinas en los sitios esos que escribe él, que con esto quieren acabar con los viejos.

Este fue el mensaje que me dieron ayer por la noche. Y puse a la única neurona que tengo en funcionamiento. Me acorde de Pedro, un amigo estudiante de medicina que puso su cara en los vídeos electorales y que decía aquello de , como estudiante de medicina estoy por una sanidad de calidad, publica, universal y gratuita. Pero se me mezclo la imagen con la Lucia y el José, en el Ramón y Cajal, corriendo por los pasillos perseguidos por la pija Ministra Mato queriendo acabar con ellos porque son viejos y se ponen enfermos, gritándoles :delincuentes que os ponéis enfermos para joder, ella diría chinchar que queda mas fino, a la nueva España.

Me dormí, entonces soñé lo que se imaginan la Lucia y el José, se ven en la cola de la farmacia, con la una cruz cosida al abrigo que les identificaban como jubilados delincuentes consumidores de medicinas.

Desperté, y medio dormido he oído a la pija, jurando por Snupy que no hay recortes. Entonces pensé que estaba equivocado, que este gobierno no esta atentando contra el estado del bienestar, que no atenta contra el sistema sanitario, esta atentando contra los derechos humanos.

3 comentarios:

Pedro Álvarez Díaz dijo...

Me gustaría colocar a la pija delante del paciente, generalmente mayor, muy avanzado en edad, o de su familia que le acompaña, y que le tenga que decir: "Caballero, necesita usted tomarse X antibiótico [pudiendo decir cualquier otra cosa], es un poco caro, tendrá que pagar por él ya que si no corre usted el riesgo de empeorar y ante esa situación no sabemos cómo puede evolucionar".

Difícil papel, claro. Pero ellos ni siquiera lo imaginan.

Paco Velázquez dijo...

Tal vez no interese que vivan más tiempo, y por ello se les niegan las medicinas.

Nicolás dijo...

En casa somos tres crónicos que necesitamos entre 4 i 6 pastillas diarias. ya solo me queda pedir perdón.